El poder del perro ganará el Oscar a Mejor Película, pero qué pena que no se lo den a Dune

Películas nominadas a los Oscar 2022.
Películas nominadas a los Oscar 2022.

Como cada año, el premio gordo de los Oscar suele estar cantado, principalmente por los galardones previos ya entregados, aunque no se pueden descartar sorpresas hasta el final. 

El poder del perro ganará el Oscar a Mejor Película, pero qué pena que no se lo den a Dune

La 94ª edición de los Premios Oscar que se celebrará este domingo 27 de marzo contaba, aparentemente hace semanas, con una competencia abierta en la categoría reina: Mejor Película. Pero a medida que se acerca la fecha y otros premios se entregan, un filme se ha posicionado con claridad meridiana como la gran favorita. Hablamos de El poder del perro.

Mejor Película en los Globos de Oro, los BAFTA, Critics Choice Awards, Satellite Awards, Asociación de Críticos de Boston, de Chicago, de San Francisco… en fin, un triunfo indiscutible, también en la dirección la cual corre a cargo de la neozelandesa de 67 años, Jane Campion quien desde el drama femenino El piano (1993) no había cosechado tantos aplausos.

El poder del perro es una adaptación de la novela escrita por el norteamericano Thomas Savage en 1967 que se adentra en la homosexualidad del cowboy mezclando este tema central que lo inunda todo con una trama de misterio, drama y asesinato.

La película de Campion es tan sutil que hipnotiza no solo por su narración pausada, sino por los paisajes naturales y una fotografía que nos adentra en la vida vaquera de los años 20’. El personaje que interpreta Benedict Cumberbatch es tan oscuro, a la vez que reprimido y represor, que se le odia e idolatra a partes iguales. Pero sería injusto no mencionar a Kodi Smit-McPhee en su papel del sensible Peter, hermano de Rose quien se casa con George Burbank, a su vez hermano de Phil (nuestro Benedict Cumberbatch). Kodi Smit-McPhee, con su extraordinario físico grácil como una gacela, alberga la fortaleza de un hombre sin escrúpulos. Por supuesto, ambos, Cumberbatch y McPhee, están nominados a Mejor actor y Mejor actor de reparto, respectivamente.

Nada es lo que parece en El poder del perro y Campion sabe navegar por esa ambigüedad hasta los créditos finales. Momento en el que muchos espectadores han tenido que buscar en Internet una explicación a tan memorable final.

Sí, es muy problable que este western adaptación de una novela de los sesenta se lleve el Oscar a Mejor Película, categoría en la que compite con los siguientes filmes:

Belfast

Kenneth Branagh se embarca en la dirección y el guión de este drama que retrata su propia infancia en Belfast en un momento muy concreto de la historia.

Íntima, por el relato de su propia niñez, y tierna dentro de un conflicto de tintes religiosos y nacionalistas. Pero en competición con sus rivales, no creo que se lleve el Oscar a mejor película al que opta.

CODA

Muy aplaudida por la crítica estadounidense, su éxito, realmente, no ha traspasado fronteras sobre todo porque en Europa ya habíamos disfrutado de la original francesa La familia Bélier (2014).

Dudo mucho que un remake de una película francesa se lleve el Oscar.

Drive My Car

Película japonesa que también compite en la categoría de Mejor Película Internacional. Probablemente se lleve el galardón en esta categoría y deje a El poder del perro alzarse con el Oscar a Mejor Película.

Dune

Lo que hizo Denis Villeneuve con esta primer entrega de Dune, novela de Frank Herbet, ha sido una revolución. Película de ciencia ficción, para algunos inadaptable tras el fracaso de David Lynch (hablamos de ella aquí), Villeneuve demostró que es uno de los directores más capacitados para adentrarse en terrenos complejos.

Dune es cine épico con todas las letras, desde su espectacularidad visual gracias a un impecable diseño de producción, pasando por un sonido que te mete de lleno en esta aventura espacial y unos efectos visuales sorprendentes a pesar de que ya lo hayamos visto todo en el cine. La historia de la Casa Atreides y el peligro al que se enfrentan, la presencia imponente de los Fremen y la infinidad de temas actuales que subyacen en esta historia se quedan en la cabeza del espectador durante muchos días después de su visionado.

Desde luego, llevarse el Oscar a Mejor Película sería un acto de absoluta normalidad, pero las cartas ya fueron echadas.

El callejón de las almas perdidas

Siempre tiene que haber una película menor en la carrera al premio gordo y esa es este drama noir de Guillermo del Toro, remake del filme de 1947.

El método Williams

Quién iba a decir que un drama biográfico centrado en la figura del padre de las tenistas Venus y Serena Williams iba a ser un bombazo. Pues lo es.

Will Smith hace un papel sobresaliente, claro favorito a llevarse el Oscar a mejor actor. La película engancha desde el minuto uno y muestra la gran inteligencia que tuvo Richard Williams para hacer de sus hijas unas grandes tenistas pero, sobre todo, unas personas humildes.

Quizá no tenga ese halo de intelectualidad que contiene El poder del perro pero si se llevase el Oscar a Mejor Película estaríamos tan contentos. Aunque no va a pasar, eso sí, veremos casi seguro a Will Smith levantando por primera vez la estatuilla dorada como mejor actor.

Licorice Pizza

Paul Thomas Anderson es un artesano de su oficio que no se prodiga mucho en la dirección de largometrajes, pero cuando lo hace, triunfa. Véase Boogie Nights (1997), Magnolia (1999), Pozos de ambición (2007), The Master (2012), El hilo invisible (2017)... Todas ellas obras imperecederas. Ahora, con Licorice Pizza se adentra en la comedia romántica en plenos años 70 y relata un romance en Los Ángeles entre un joven menor de edad y una adolescente.

Una divertida historia para competir al Oscar a Mejor Película que se quedará en simple anécdota.

No mires arriba

Otra película distribuida por Netflix, igual que El poder del perro, que ha dado mucho que hablar en redes sociales. Pero el bullicio que ha generado la historia de Adam McKay no creo que sea suficiente para hacerla llevarse el Oscar a Mejor Película. Se trata de una sátira estirada al exceso que si bien capta perfectamente el tipo de sociedad en el que nos hemos convertido, su carácter cómico sin aportaciones técnicas diferenciadas no parece ser del gusto de los académicos a juzgar por la historia de estos premios. Véase Birdman que se llevó el Oscar a Mejor Película siendo una comedia dramática pero ojo a la característica técnica principal de este filme: un gigantesco plano secuencia, a veces con truco, que la convirtió en un atípico y llamativo filme en 2014; The Artist (2010), también comedia que se llevó el Oscar a Mejor Película tenía dos peculiaridades: era en blanco y negro y era muda. En este siglo ninguna otra comedia ha ganado el gran premio de la Academia. Este año tampoco será.

West Side Story

Steven Spielberg puede hacer lo que quiera y cuando quiera, que siempre saldrá airoso. Es el caso de su primer musical, una revisión, reinicio, calco… o como quieran llamarlo del West Side Story de Arthur Laurents y Jerome Robbins que ya se llevó a la gran pantalla con éxito en 1961 (ganando incluso el Oscar a la Mejor Película y 9 estatuillas más). Dudo mucho que este West Side Story consiga el asombroso éxito de su predecesora, aunque la supera en factura técnica.

Y con ella llegamos al final de este repaso cinematográfico por los filmes nominados a Mejor Película. La gala de los Premios Oscar se celebra en el mítico teatro Dolby de los Ángeles el domingo 27 de marzo. Cerca de 2.5000 personas asistirán a una gala en la que 8 premios serán entregados una hora antes del inicio de la emisión televisiva del evento con la intención de agilizar la ceremonia. Pero la entrega de estos premios sí se verá puesto que la producción de la cadena ABC editará después la grabación de estos galardones y los integrará en la transmisión en vivo. Todos contentos.

En España, la gala se puede seguir desde Movistar+ y en Hispanoamérica desde el canal TNT. @opinionadas en @mundiario

El poder del perro ganará el Oscar a Mejor Película, pero qué pena que no se lo den a Dune
Comentarios