El Ministerio del Tiempo: una serie que fue (y sigue siendo) necesaria

El Ministerio del Tiempo. / TVE
El Ministerio del Tiempo. / TVE
Aun con la amplia oferta de series en todas las plataformas, hay algunas que todo el mundo debería ver al menos una vez en la vida. Es el caso de El Ministerio del Tiempo.
El Ministerio del Tiempo: una serie que fue (y sigue siendo) necesaria

El Ministerio del Tiempo es una serie histórica española. El adjetivo “histórica” no sólo puede aplicársele por un sentido, sino que le pega tanto por los temas que trata como por lo que supuso para la Televisión Española de la actualidad y lo que aún perdura en las mentes de los que tuvieron oportunidad de verla.

La trama gira en torno a Julián, un sanitario al que se le acaba de morir su mujer en un accidente de tráfico. Un día, en una emergencia, se encuentra con unas personas que no parecen ser de este siglo. A partir de ese momento, El Ministerio del Tiempo, que pertenece al Gobierno de España, lo recluta para que trabaje en el departameto que intentará que “el pasado no cambie”, es decir, que la historia tal y como la conocemos, permanezca así, y ningún viajero del tiempo ni nadie con mala intención consiga que Adolfo Suárez no nazca, o que Pedro Almodóvar nunca conozca a Antonio Banderas.

¿Por qué esta serie es tan necesaria en la sociedad actual? Es una pregunta de fácil respuesta. La serie trata de hacer una radiografía de la historia con un tono desenfadado y en ocasiones hasta cómico. Los personajes principales son cada uno de una parte de la historia española diferente, todos congregados en el año 2015 para trabajar con el Ministerio. Con ellos, la mayor parte del público logra empatizar, y por su condición de personajes de otra época, muchas veces no conocen datos relevantes de la historia, por lo que sus compañeros deben explicárselos. Esto cumple una triple función: lograr que la trama avance e instruír al espectador, al mismo tiempo que lo entretiene. También está narrada desde un punto de vista lo más neutro posible, es decir, que, aunque muchas veces aparecen personajes de derechas y de izquierdas, la serie no se posiciona en términos de política, aunque sí que lanza chascarrillos de vez en cuando apelando a los dos bandos.

La serie, disponible en HBO (las tres primeras temporadas también en RTVE A la Carta), en principio se ha dado un descanso. Y es que, su emisión ha pasado por varias etapas bastante irregulares. No conseguía audiencia televisiva pero sí era un fenómeno en redes sociales. Televisión Española comenzaba su emisión bastante tarde (22:45 la mayoría de las veces), lo que tampoco gustó a Javier Olivares, su productor. Por estos motivos, la serie ya no se emite en la cadena y habrá que esperar para conocer nuevas noticias de sus creadores, que por el momento no han confirmado ni desmentido si la serie sigue en pie. @mundiario

El Ministerio del Tiempo: una serie que fue (y sigue siendo) necesaria
Comentarios