Proyección de las rutas compostelanas en China

Desde Pekín a la Plaza del Obradoiro
Desde Pekín a la Plaza del Obradoiro.
Es muy relevante el impacto global que el fenómeno xacobeo viene experimentando, y la atracción que provoca en Asia.
Proyección de las rutas compostelanas en China

Finisterre –Fisterra– puede que sea el mejor lugar para compartir la esperanza de que, aunque la luz se extinga, no todo acaba con el declinar del sol. Una tradición milenaria ha pasado la leyenda de que el apóstol Santiago el Mayor quiso llegar hasta aquellos confines del mundo occidental para proclamar la resurrección de Jesús. Ahora esos ancestrales relatos se están enriqueciendo con aportaciones impensables hasta hace unas décadas para los custodios de la tumba del Apóstol, como la serie “3 Caminos” recientemente producida por Amazon prime con actores y actrices tan relevantes como Alex González o Verónica Echegui. 

Uno de esos factores relevantes de enriquecimiento es el impacto global que el fenómeno xacobeo viene experimentando, y dentro de esto, la atracción que provoca en Asia. Coreanos y japoneses son ya nacionalidades conocidas en esta ruta de peregrinaje que atraviesa Europa, pero, en los últimos años, comienza a haber también un número significativo de ciudadanos chinos que se encaminan a Compostela desde motivaciones y búsquedas diversas.

La atracción creciente del Camino de Santiago en China

Los reportes de la oficina del peregrino en Santiago hablan de un incremento sostenible, discreto pero constante, de chinos (de China continental, de Taiwán y Hong Kong) que reciben la credencial durante la pasada década: 

Número de peregrinos y caminantes orientales en el Camino de Santiago

Evidentemente, la Covid-19 ha traído una ralentización en esta tendencia. Además, los que suelen viajar de lejos se han visto especialmente afectados por la pandemia: En términos totales, los 53.913 peregrinos que obtuvieron la credencial de 2020 se quedaron en un 15.5% de los que hubo en 2019, que fueron 347.585; sin embargo, en el caso de los caminantes chinos, no llegaron al 10%. Con todo, el número de caminantes de China continental estaba aumentando a razón de más de dos tercios en los dos primeros meses de 2020 respecto al mismo periodo en 2019, antes de que el Camino quedase confinado.

Las rutas compostelanas van teniendo, pues, tirón en Asia y en especial en el Lejano Oriente. En 2019, 14.939 peregrinos del macro-continente completaron y certificaron su peregrinación, y de estos casi el 83% eran de cuna confuciana.

Entidades xacobeas en China

Primeras entidades xacobeas al servicio del Camino entre los chinos

Este aumento del número de personas tocadas por la experiencia del Camino se ha ido reflejando en la aparición de una serie de entidades sino-xacobeas durante el último lustro. La más antigua de ellas fue fundada en China continental en 2017. Se trata del “Centro Intercultural para la Experiencia del Camino. Beijing” (北京卡弥诺国际文化交流中心, abreviado como BCC por la versión inglesa de su nombre: “Beijing Camino International Cultural Exchange Center”). Este centro con vocación de asociación ha ido desarrollando una serie de proyectos interculturales bajo la égida de la Xunta de Galicia o la delegación de la UE en China, como la guía del Camino en chino o la exposición itinerante sobre Rutas Culturales Europeas en varias ciudades chinas. Esta exposición que presentaba 38 itinerarios culturales europeos tenía en el Camino de Santiago su eje transversal. Se trata de proyectos que BCC ha llevado adelante en coordinación con la editorial Buen Camino y con la Universidad Pontificia Comillas respectivamente. Miembros y voluntarios de este centro también mantienen plataformas de información sobre el Camino en caracteres simplificados –el chino que se usa en el Continente-, como la página web www.buencamino.org, o la cuenta WeChat con ID: BuencaminoChina. 

Los movimientos asociativos que vinculan el Camino de Santiago con China también se han producido en la península Ibérica. La “Asociación de Amigos del Camino de Santiago en China” (西班牙中华卡弥诺之友协会) fue fundada en España en 2019 y ha estado apoyando diversas iniciativas hasta antes de que llegase la pandemia.

Por otro lado, en la isla Formosa, después de varios años de preparaciones, el 30 de enero pasado se creó la “Asociación Internacional de Intercambio Cultural del Camino” (Camino卡米諾國際文化交流協會), que a diferencia de las otras entidades del continente chino tiene un perfil marcadamente religioso. Existe un foro de Facebook bastante popular llamado “朝聖之路 Camino de Santiago分享社群” que en febrero de 2021 cuenta con más de dieciséis mil miembros.

Tras cinco años de recorrido en la celebración de asambleas anuales o de jornadas xacobeas a ambos lados del estrecho, puede decirse que el movimiento asociativo y cultural ligado al Camino de Santiago ha comenzado a afianzar sus raíces en el mundo chino. Precisamente, el pasado 30 de enero, a las puertas del Año Nuevo chino, hubo una asamblea on-line de amigos del Camino chinos. Participaron representantes de la Xunta de Galicia, del Instituto Cervantes de Beijing, de la editorial Buen Camino, de la Asociación de Amigos de los Caminos de Santiago de Madrid, etc. que expresaron sus puntos de vista sobre la experiencia de la ruta compostelana o del Año Santo recién inaugurado y prolongado excepcionalmente hasta final de 2022 con la intención de paliar los estragos de la COVID-19.

Asamblea on-line de Amigos del Camino chinos

Impacto del Camino de Santiago como Ruta Cultural Global en las Relaciones Internacionales

El grupo de investigación Global Cultural Routes & Sustainability de la Universidad Pontificia Comillas viene haciendo seguimiento de las diferentes iniciativas que acompañan la recepción de la cultura xacobea en China y su hibridación con las tradiciones de rutas culturales del gigante asiático. La inspiración que mueve a este grupo es explorar el potencial global de las rutas culturales como plataforma para un diálogo y un entendimiento intercultural, que permita construir un destino compartido como humanidad respondiendo a retos comunes del presente. En la actualidad hay tres proyectos de investigación que están siendo desarrollados en este marco. El primero de ellos es un análisis de las rutas culturales chinas y sus perspectivas de desarrollo. Otro pretende llevar a cabo una medición cualitativa y cuantitativa de la percepción de destino (TDI) que los turistas chinos tienen sobre el Camino como ruta cultural global (RCG). Un tercero tiene que ver con la experiencia de los caminantes chinos a lo largo del Camino y con el desarrollo del concepto de RCG.

La difusión de la cultura xacobea en China, en realidad, supone solo una cara de la moneda en el diálogo cultural Oriente-Occidente. China también tiene rutas culturales llenas de historia que pueden recibir inspiración de lo que en Europa se ha venido haciendo a lo largo de los últimos cuarenta años en términos de recuperación de este patrimonio experiencial donde los haya. La aspiración de los promotores de estas iniciativas es poder explorar el potencial global tanto del Camino de Santiago como de las rutas culturales chinas.

Existen indicios elocuentes de que la incipiente clase media china, desde jóvenes estudiantes con ganas de abrirse a lo diferente, hasta personas jubiladas con tiempo libre, pasando por profesionales con una cierta estabilidad económica y deseos de cultivarse, va a ir encontrando un atractivo creciente en este modo de ocio donde lo que se consume es cultura en un espectro multipolar.

El ascenso de China resulta inquietante para una mentalidad pro-occidental, tanto en Oriente como en Occidente. Si en el análisis de esta forja inexorable de un nuevo orden global solo se observa el reparto y renegociación de poderes, será también inexorable llegar a la conclusión de que el mundo debe avanzar hacia un esquema bipolar de bloques relativamente herméticos entre sí. Ante esto, las rutas culturales de alcance global, desde los acantilados de Finisterre a las murallas de Xi’an, tienen la virtualidad de crear mundos de sentido preñados de amistad intercultural y admiración por lo que el otro tiene de valioso. Las RCG tienen la capacidad de hacer despertar al deseo de caminar juntos. @mundiario

Proyección de las rutas compostelanas en China
Comentarios