China lideró la recuperación mundial en 2021 con un crecimiento imparable sin derechos laborales

Portada del libro El regreso de China, de Albino Prada. / Mundiediciones
Portada del libro El regreso de China, de Albino Prada. / Mundiediciones
China cierra el bienio pandémico 2020-2021 ganando peso en la economía mundial, a costa del no respeto de los derechos laborales y de una creciente desigualdad social.
China lideró la recuperación mundial en 2021 con un crecimiento imparable sin derechos laborales

Los datos de Naciones Unidas (PNUD) para 2019 situaban a China en la posición 85ª mundial en cuanto a desarrollo humano, descendiendo once posiciones respecto a la que ocupa en cuanto a ingresos por habitante (74ª). A un nivel distinto le sucede lo mismo que a Estados Unidos, que pasa de la posición 10ª en nivel de ingresos a la 17ª en nivel de desarrollo humano.

Ambos países no transforman toda su riqueza en desarrollo humano. Quizás porque en China y Estados Unidos el diez por ciento de la población más rica acapara nada menos que el treinta por ciento de la riqueza nacional (páginas 392-393 del Informe PNUD). Distintos niveles de riqueza, pero un idéntico grado de desigualdad. No es fácil imaginar a dónde puede llegar la desigualdad social en China en la medida en que se vaya acercando al nivel de riqueza medio por habitante de Estados Unidos.

Claro que, al mismo tiempo, dado el acelerado ritmo al que crece su riqueza nacional, China entre 2014-2019 habría sido el país del mundo que más posiciones ascendió en desarrollo humano. Nada menos que doce posiciones. En las antípodas de Venezuela que en ese quinquenio se desplomó cuarenta y cuatro posiciones (página 389 del Informe PNUD).

Con esos datos el PIB de China ya superaba en 2019 el de Estados Unidos: 22.526 billones (dólares de 2017 en paridades de poder de compra) frente a 20.575 de ese último país. Sin duda China ya era la primera economía mundial en cuanto a volumen de riqueza generada anualmente.

La irrupción del covid-19, desde China hacia el conjunto del mundo, provocó una recesión mundial generalizada que en aquél país se cerrará en 2020 con un crecimiento muy por debajo de sus tendencias históricas (2,3 % según datos del FMI).

LA RECUPERACIÓN POST-PANDÉMICA EN 2021

A la vista de las estimaciones publicadas por el FMI para 2021 se confirmaría que China sería la economía que habría recuperado un mayor nivel de PIB respecto al año base de 2019.

 

Nivel del PIB en 2021

Fuente: elaboración propia con datos del FMI

De los principales países y economías del mundo China habría cerrado el bienio 2020-2021 con un crecimiento agregado superior al diez por ciento. Cuatro veces más que Estados Unidos que lo habría hecho en dos puntos y medio. Siendo así que China no habría sino incrementado aún más su tamaño relativo con respecto a la que otrora fuera primera economía mundial.

Por su parte las economías de la Unión Europea aún no habrían recuperado el índice cien de 2019. Dentro de ellas Alemania encabezaría el pelotón, mientras España sería la economía a la que más le quedaría aún por recuperar del impacto de la pandemia en este año 2022: casi seis puntos.

En lo que China no parece avanzar en 2021 es en su homologación democrática a escala mundial. En lo relativo a los derechos laborales su situación, junto a Estados Unidos en este caso, se situaba en el peor grupo de países del mundo tal como recogía para el año 2018 en mi ensayo “El regreso de China” (Mundiediciones, 2021, página 100).

Pues bien en el año 2021 la evaluación del estado de los derechos laborales en China según la International Trade Union Confederation (ITUC) sigue incluyendo a China en el grupo 5 de países que no garantizan los derechos laborales, en base a un índice compuesto por nada menos que 97 indicadores.

SITUACIÓN DE LOS DERECHOS LABORALES EN EL MUNDO

Rating

Fuente: ITUC, 2021, página 14

Mientras que Estados Unidos se sitúa en el grupo 4 de sistemática violación de los derechos laborales. España está en el grupo 2 y Alemania en el grupo 1, de esporádica violación de esos derechos.

RESUMEN FINAL

China cierra el bienio pandémico 2020-2021 ganando peso en la economía mundial, en la que ya es la primera potencia, pero la mala noticia es que lo consigue a costa del no respeto de los derechos laborales de los trabajadores y de una más que preocupante y creciente desigualdad social. Aspectos en los que, desafortunadamente, emula a un poco virtuoso ejemplo: los Estados Unidos de América. @mundiario

China lideró la recuperación mundial en 2021 con un crecimiento imparable sin derechos laborales
Comentarios