La reunión del hermano de Petro en la cárcel agita las aguas en Colombia

Gustavo Petro ejerciendo su derecho al voto en Colombia. - RR.SS.
Gustavo Petro ejerciendo su derecho al voto en Colombia. - RR.SS.

La carta que presuntamente le entregó un político sentenciado por corrupción, dirigida al candidato de izquierdas, tensa el ambiente electoral en el país.

La reunión del hermano de Petro en la cárcel agita las aguas en Colombia

La visita que realizó Juan Fernando Petro, hermano del candidato presidencial colombiano Gustavo Petro, a dos políticos sentenciados por corrupción en la cárcel de La Picota en Bogotá, ha supuesto un fuerte revés contra el abanderado del Pacto Histórico, la coalición de izquierdas que ha liderado las encuestas a las elecciones presidenciales en la nación suramericana.

A inicios de la semana se conoció que Juan Fernando Petro, en calidad de miembro de la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz, se reunió con el exsenador Iván Moreno y su hermano, el exalcalde Samuel Moreno, ambos condenados por su participación en una trama de corrupción y crimen organizado conocida como el Carrusel de la contratación. La visita a la cárcel no fue aclarada a tiempo por Gustavo Petro, por lo que, en el contexto político actual de campaña electoral, se aludió primero a que el candidato le había pedido ayuda los presos a “ganar votos”.

Sin embargo, posteriormente aclaró que no se trataba de ello, sino de que su hermano había acudido al recinto para conversar acerca de derechos humanos y de temas carcelarios. “Yo no mandé hablar a nadie con Iván Moreno. Son los presos que pidieron hablar con la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz. Ni se me pasó por la cabeza eso (…) Iván Moreno oficia como representante de los presos en derechos humanos”, explicó el también senador en sus redes sociales.

Petro propone un “perdón social”

“No hubo en la conversación con los presos ni ofrecimiento de rebajas de penas ni petición de votos. Los presos de Colombia sí están interesados en un proceso de perdón social que nada tiene que ver con indultos o cosas similares”, alega Petro.

Aunque el candidato continúa ofreciendo explicaciones debido a su lenta reacción al inicio de la polémica, sí ha defendido la participación de los presos en sus propuestas públicas, entre ellas el controversial “perdón social” que en teoría buscaría la reinserción social de “todos” los reclusos colombianos, una medida que, por supuesto, no ha estado exenta de polémica.

Petro respondió a los cuestionamientos por su propuesta al explicar que “incluye desde (el expresidente Álvaro) Uribe hasta el Eln (guerrilla del Ejército de Liberación Nacional)”. Aunque el candidato ha reprochado que sea vinculado con los políticos corruptos, que ha perseguido durante su trayectoria política en el Congreso al igual que el tema de los paramilitares, como la reinserción social de los terroristas, aludiendo a él mismo, como exguerrillero que depuso las armas.

Petro ha contestado que su medida de gracia “nada tiene que ver con indultos o cosas similares”, ni tampoco una reducción en la pena de los corruptos, por el contrario, “el perdón social implica que todos los corruptos vayan a la cárcel sin excepción, y paguen sus penas”, ha dicho.

El respaldo de los reos

La revista Semana reportó un presunto audio de un sicario recluido en una cárcel en el departamento de Boyacá, en el que “hace un llamado a sus amigos, familiares, seguidores y al pueblo guajiro”, a que voten por Gustavo Petro y al Pacto Histórico en las venideras elecciones del 29 de mayo. “Pido tu voto para que haya en este país un verdadero cambio que incluya seguridad social, trabajo, estudio, salud y una verdadera reforma a la justicia, que incluya una resocialización de los presos”, alega en la grabación.

Conocido como alias ‘Marquitos’, Marcos de Jesús Figueroa es un sicario que atormentó a la sociedad del departamento de La Guajira, en el noroccidente colombiano fronterizo con Venezuela, liderando y cometiendo una serie de actos delictivos en la región de la Costa Caribe, que logró escapar a Brasil y fue extraditado a Colombia.

“Que se acabe en las prisiones el estado de cosas inconstitucionales que existen en las cárceles, dicho por la misma Corte Constitucional. Que haya beneficios como la rebaja de penas, redención de penas mediante el estudio y el trabajo, un perdón social, una segunda oportunidad; es decir, una reconciliación nacional (…) porque con Petro, manda el pueblo”, dice en el mensaje citado por el medio colombiano.

Llueven críticas

El principal rival de Petro en las elecciones, el conservador Federico ‘Fico’ Gutiérrez, ha criticado duramente la propuesta del perdón social, la visita de Juan Fernando Petro a La Picota y asoma la acusación de que Petro estuviera manteniendo alianzas con presos corruptos, principalmente basándose en el hecho de que tanto los hermanos Moreno, como Petro, pertenecían al mismo partido de izquierda durante la investigación y condena por el caso del Carrusel de las contrataciones.

El abanderado por la coalición de derechas del ‘Equipo por Colombia’, trinó en su cuenta de Twitter que “mientras nosotros (coalición de derecha) buscamos aliarnos con los ciudadanos en las calles de Colombia, la otra campaña busca alianzas con los corruptos desde las cárceles. Otra gran diferencia de modelo de país”.

Entre tanto, Petro ha declarado cada día ante los medios de comunicación, una táctica que poco ha utilizado durante la última semana, para aprovechar los espacios y justificar su proyecto de perdón social, argumentando que Iván Moreno “no es narco, no es parapolítico, fue corrupto. Él está en un proceso muy interesante desde el punto de vista personal. Lo que Moreno nos ha sugerido es ser constructor de algo que he propuesto que se llama el perdón social y eso se está discutiendo dentro de las cárceles”. @mundiario

La reunión del hermano de Petro en la cárcel agita las aguas en Colombia
Comentarios