El Convoy de la Libertad en Canadá: la capital declara estado de alarma por las protestas

Manifestación en Otawa, Canadá. Febrero de 2022. / TW @Lisareth3
Manifestación en Otawa, Canadá. Febrero de 2022. / TW @Lisareth3

El alcalde de Ottawa dice que la ciudad está “fuera de control” por las manifestaciones del gremio transportista contra las nuevas restricciones por la pandemia.

El Convoy de la Libertad en Canadá: la capital declara estado de alarma por las protestas

A una semana del inicio de las manifestaciones del gremio transportista en Canadá, contra las restricciones de vacunación anticovid a los camioneros, el alcalde de la capital del país, Jim Watson, ha declarado un estado de emergencia en Ottawa este domingo, tras considerar que la ciudad “está totalmente fuera de control”.

El centro de la urbe se encuentra paralizado desde que al menos 50.000 manifestantes partieran la semana pasada, en un convoy de tractores y camiones que cruzaron varias provincias de todo el país para llegar a la capital, y protestar en contra del endurecimiento de las medidas contra el coronavirus en Canadá, como la obligatoriedad del esquema completo de vacunación en los camioneros que cruzan la frontera con EE UU diariamente, y que afectaría a 260.000 trabajadores.

Aunque no especificó las medidas que contempla este anuncio, se espera que la ciudad obtenga mayor control y apoyo de jurisdicciones superiores como el Gobierno Federal, así como el aumento de los arrestos y de la presencia policial, como lo ha declarado el jefe de la Policía Local, Peter Sloly, al mismo tiempo que mayor acceso a recursos para equipar a los trabajadores de seguridad en la primera línea.

Escala el conflicto político

Durante este fin de semana las protestas se han expandido a otras grandes ciudades del país como Winnipeg, Toronto o Quebec. Particularmente, la situación ha acaparado una intensa cobertura mediática en el mundo anglosajón debido a que ha tomado una proporción internacional, con el respaldo de varios miembros del partido republicano de EE UU.

El expresidente americano Donald Trump ha apoyado públicamente al denominado ‘Convoy de la Libertad de 2022’, y ha acusado al primer ministro canadiense, el progresista Justin Trudeau, de ser un “lunático de la extrema izquierda” y de haber “destruido a Canadá con sus locos mandatos de la covid”, según ha reseñado The Guardian.

Por su parte, el exembajador en Canadá por EE UU durante la administración de Obama, Bruce Heyman lamentó que políticos estadounidenses se inmiscuyan en asuntos domésticos canadienses. Además de Trump, otros republicanos como el senador Ted Cruz o el gobernador del estado de la Florida, Ron DeSantis, han expresado su apoyo al gremio transportista.

“Las relaciones EE UU-Canadá solían ser principalmente acerca de resolver problemas técnicos. Hoy, desafortunadamente, Canadá está experimentando que políticos radicales de EE UU que se involucran en asuntos domésticos. Trump y sus seguidores son una amenaza no solo para EE UU, sino para todas las democracias”, ha dicho.

Aumenta la presión de las autoridades

Los habitantes de Ottawa, según ha dicho el Ayuntamiento local, “están enfurecidos” debido a la negativa de los manifestantes a retirarse de la ciudad en medio de sus bocinas y fuegos artificiales. La paralización del centro ha obligado a cientos de locales comerciales a bajar las persianas hasta que la situación se normalice.

Mientras tanto, la Policía ha informado de que han respondido a más de 400 llamadas de asistencia relacionadas con las manifestaciones, y que llevan al menos 50 investigaciones criminales asociadas y posiblemente 11 delitos de odio.

Por lo pronto, este domingo han decido cortar el suministro de combustibles para el acceso de los protestantes, que se quedan al aire libre durante el invierno, en un intento para disuadirlos para permanecer en las calles, eliminando la posibilidad de entrar con generadores eléctricos o calefactores. Los protestantes consideran que esta acción constituye, en sí, una violación a los derechos humanos.

Sloly lamentó no tener los recursos suficientes para hacerle frente al “asedio”, como lo calificó, por lo que ha pedido respaldo para atajar las protestas. Según ha informado, un contingente de la Policía Montada Real de Canadá, de 250 agentes, estaría llegando este lunes para apoyar a las fuerzas de seguridad. @mundiario

El Convoy de la Libertad en Canadá: la capital declara estado de alarma por las protestas
Comentarios