Un congresista estadounidense amenaza al presidente Biden en un vídeo ficticio

Paul Gosar, congresista por el estado de Arizona. Twitter.
Paul Gosar, congresista por el estado de Arizona. / Twitter.

Paul Gosar, de Arizona, fue expulsado de dos comités de la Cámara de Representantes por el ofensivo vídeo, publicado en las redes sociales y ya retirado.

Un congresista estadounidense amenaza al presidente Biden en un vídeo ficticio

Un nuevo suceso que revela la polarización política que sufre Estados Unidos tuvo lugar el pasado miércoles 17 de noviembre, cuando la Cámara de Representantes de la nación norteamericana votó a favor de una moción de censura contra Paul Gosar, congresista republicano por el estado de Arizona.

La moción se debió a que Gosar publicó en las redes sociales un vídeo manipulado en el cual él aparece como un héroe volador que mata a una figura con el rostro de la congresista demócrata Alexandria Ocasio-Cortez, conocida por sus ideas socialistas, y luego ataca a otra figura con la cara del presidente Joe Biden.

Primera censura en una década

La censura en el Congreso estadounidense, que consiste esencialmente en la expulsión del congresista castigado de los comités en los que participa, es la primera que tiene lugar en Washington en más de diez años. Gosar es expulsado del Comité de Reforma y Supervisión –del que también es miembro la representante Ocasio-Cortez– y del de Recursos Naturales.

Gosar retiró el vídeo, asegurando que lo hacía “por compasión hacia aquellos que se sintieron ofendidos”. Pero no se disculpó. Incluso afirmó que el vídeo no implicaba ninguna amenaza, aparte de la que representa la inmigración para Estados Unidos, según sus palabras.


Quizá también te interese:

Las mujeres ganan terreno en el Congreso de Estados Unidos


 

Pero la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, indicó que “no se puede permitir que un representante público bromee con asesinar a otro, o amenazar al presidente de Estados Unidos”, aunque esas amenazas estén disimuladas en un vídeo. 

Gosar, que está en su sexto período en el Capitolio Nacional como representante del Distrito 4 de Arizona, dijo que siempre se ha enfrentado a los “esfuerzos de los demócratas para destruir el país con fronteras abiertas, drogas, inmigración ilegal y tráfico de personas”, todo lo cual, afirmó, ha sido “tolerado e iniciado” por el gobierno de Biden.

Aliado de la extrema derecha

Estas acusaciones falsas del congresista por Arizona no son de extrañar: Gosar es un antiinmigrante, aliado del grupo nacionalista blanco de extrema derecha America First, y lleva años difundiendo mentiras y teorías de la conspiración. Gosar fue uno de los que afirmó falsamente que las elecciones presidenciales de 2020, que ganó Biden, fueron un fraude y que al entonces presidente Donald Trump le habían robado la elección. Ese engaño, creído al pie de la letra por numerosos conservadores, fue la causa de que una turba de enardecidos partidarios de Trump asaltara el Capitolio de Washington el pasado 6 de enero.

La propia hermana del congresista, Jennifer Gosar, dijo a la cadena CNN que su hermano tiene actitudes fascistas y problemas mentales desde hace años. Y en 2018, antes de las elecciones para el Congreso de ese año, seis de los nueve hermanos del congresista –entre ellos Jennifer– grabaron un anuncio en el que respaldaban a su opositor demócrata David Brill y afirmaban que Paul Gosar había olvidado los valores inculcados en su hogar. “Nada de esto es agradable para nosotros”, dijo uno de los hermanos, David Gosar, que es abogado. Pero, agregó, “tenemos que defender nuestro buen nombre”.

La resolución de censura contra el representante Gosar se aprobó en la Cámara con 223 votos a favor y 207 en contra. Solo dos legisladores republicanos, Adam Kinzinger, del estado de Illinois, y Liz Cheney, de Wyoming, votaron a favor de la censura, mientras David Joyce, congresista republicano de Ohio, se abstuvo.

Amenazas de muerte

Liz Cheney es hija de Dick Cheney, vicepresidente de George W. Bush durante la invasión de Irak, y es una neoconservadora a favor de fortalecer la seguridad nacional, el ejército y las empresas, y de reducir la intervención del gobierno en la economía. No obstante, su apoyo a la destitución de Trump por el asalto al Capitolio en enero le ganó la enemistad de grupos radicales e incluso amenazas de muerte, por lo que tuvo que gastar 58.000 dólares en guardaespaldas privados.

Entretanto, el 65 por ciento de los republicanos que votaron por Trump cree que las boletas electorales no se contaron bien. Esa falsedad fue desmentida inclusive por funcionarios republicanos que supervisaron el sufragio, pero los fanáticos están divorciados de la realidad. Y uno de cada 6 republicanos no está seguro de votar en las elecciones al Congreso del año próximo.

Así es de preocupante la polarización política actual en Estados Unidos.


Lee mi novela más reciente, La espada macedonia, y el ensayo Biden y el legado de Trump, publicados por Mundiediciones.

Un congresista estadounidense amenaza al presidente Biden en un vídeo ficticio
Comentarios