ÁLBUMES

Una ronda de buenas razones para agradecer los veranos lluviosos

Magaluf es el pueblo del mamading y el desenfreno con el sexo y el alcohol. Una pequeña localidad de Calviá, en Palma de Mallorca, se convierte así en el nuevo reclamo para el turismo extranjero, preferentemente británico, de las Islas Baleares. Al ver las imágenes protagonizadas por hordas de veraneantes inconscientes por las drogas, el sexo y el alcohol, cabe pensar si debemos agradecer a la sabia Madre Naturaleza los veranos lluviosos de Galicia, que hacen desistir a tan vándalos turistas de dejarse caer por estos lares.

Como bien explica la web de Jero MedinaMagaluf es conocida como la reina de la noche por la cantidad de ocio nocturno que ofrece y el masivo turismo desbocado que recibe, especialmente por la connotación sexual del mismo. Incluso ha sido rebautizada por los guiris ingleses como Shagaluff por la variedad de espectáculos y depravaciones sexuales que se dan en esta zona, tanto en locales como en las playas o incluso en la propia calle.

En Magaluf se suceden las borracheras, desnudos y prácticas arriesgadas como el balconing que en los últimos años ha causado incluso muertes. Sin olvidar concursos absurdos como dibujar con orines en las paredes, las vomitonas por las calles y la última moda: copas gratis a cambio de mamadas en lo que ya es todo un fenómeno entre los jóvenes que acuden a Magaluf y que se refieren en las redes sociales a esta moda como el mamading, en el cual una chica recibe una copa de coctel de varias bebidas alcohólicas a cambio de practicar sexo oral a un número de chicos determinado e incluso puede conseguir barra libre si se deja penetrar en directo para todos los asistentes.

 

Una ronda de buenas razones para agradecer los veranos lluviosos
Comentarios