En esto se parecen un orgasmo y... la emoción de gritar un gol

Pareja observando un partido de fútbol. / RRSS.
Pareja observando un partido de fútbol. / RRSS.

No podrás creerlo.

En esto se parecen un orgasmo y... la emoción de gritar un gol

Dicen que el fútbol es algo más que un deporte, y no es para menos. Todos los fanáticos al balompié alguna vez hemos experimentado esa sensación de alegría cuando gana nuestro equipo favorito con un gol en el último minuto. Y ni hablar de cuando nuestro equipo lleva la delantera y queremos que el encuentro se termine lo más pronto posible. Pero, ¿hasta qué punto pueden llegar estas emociones? ¿Pueden compararse con... un orgasmo? Veamos lo que dice la ciencia.

Estas sensaciones que provoca el fútbol, específicamente un gol transcendental, se deben a la liberación de la dopamina, un neurotransmisor presente en el cerebro que actúa como mensajero químico del sistema nervioso y libera estímulos agradables para el organismo. Y resulta que esta sustancia también se libera durante el sexo, por lo que muchos investigadores coinciden en que la emoción de gritar un gol puede asemejarse a lo que provoca un orgasmo.

El doctor Eduardo Calixto, del Instituto Nacional de Psiquiatría, explica que estas emociones futboleras ocurren porque nuestra amígdala cerebral está desbordando su emoción. El especialista asegura que, además, "no es lo mismo un gol al minuto cinco que al minuto 90", y señala que "esa emoción nos aumenta la liberación de adrenalina, dopamina" provocando que la sensación de felicidad sea tal "que es parecido a lo que provoca un orgasmo", afirma.

En cifras, el doctor Calixto explica que cuando hay un orgasmo, "la liberación de dopamina va de 450 a 550 nanogramos", mientras que cuando nuestro equipo favorita marca un gol decisivo "andamos alrededor de unos 350-500 nanogramos", indica. Con esta explicación del Calixto, resulta más fácil de entender ese derroche de emoción y alegría que propicia el deporte rey y su particular vinculación con el sexo. @mundiario

En esto se parecen un orgasmo y... la emoción de gritar un gol
Comentarios