Mapa del placer masculino: cinco zonas erógenas que se deben estimular

Mujer besando el pecho de un hombre. Tumblr
Mujer besando el pecho de un hombre. / Tumblr

Hay mucho terreno por explorar más allá del pene. Anímate a descubrir cómo volver loco a tu chico.

Mapa del placer masculino: cinco zonas erógenas que se deben estimular

El tacto es una de las armas más poderosas para los encuentros sexuales. Los hombres disfrutan el ser acariciados, y en este punto hace falta tener en mente que hay mucho terreno por explorar más allá del pene. La creatividad es la norma y el placer el objetivo, por eso te dejamos algunas de las zonas erógenas que se pueden estimular para alcanzar el máximo disfrute masculino.

> Perineo. Es la zona que se encuentra entre el pene y el ano, o en otras palabras, la parte posterior del escroto. Aunque algunos hombres son cerrados con esta práctica, la estimulación del perineo garantiza una explosión de sensaciones excitantes. De hecho, expertos señalan que con tan solo un leve roce en esta zona se puede lograr una erección.

> Escroto. Se trata de esa bolsa de piel rugosa y delgada que cubre los testículos. Una zona extremadamente sensible que al ser acariciada con delicadeza y cuidado genera un increíble placer. Para esta parte es recomendable tocar con la yema de los dedos siguiendo movimientos circulares.

> Orejas. Una zona ignorada por muchos en el acto sexual. Las orejas son un área extremadamente sensible, por lo que una táctica ideal para hacer estallar a los hombres de placer es jugar con las mismas: besarlas, acariciarlas y susurrarle al oído algunas palabras ardientes.

> Pectorales. El escenario perfecto para lucirte. En esta zona se puede hacer de todo: besar, morder, acariciar, lamer. Lo ideal es comenzar con un ritmo pausado e ir acelerando sobre la marcha con el fin de dar pie a una batería de emociones excitantes.

> Cuello. No es un secreto para nadie el poder que tiene esta parte del cuerpo. De hecho, un reciente estudio publicado por la revista científica Cortex, ha revelado que el cuello es una de las zonas erógenas preferidas por los hombres. Es un área predilecta para el placer y la excitación, por lo que conviene prestarle especial atención y brindarle protagonismo con besos, caricias y hasta algunos mordiscos. @mundiario

Mapa del placer masculino: cinco zonas erógenas que se deben estimular
Comentarios