Windows 11 o Windows 10: ¿es necesario actualizarse?

Microsoft.
Microsoft.
Microsoft presentó Windows 11 en octubre, en la que ha sido su primera gran actualización desde Windows 10 en 2015. Además del cambio de nombre, Microsoft ha introducido también nuevas funciones
Windows 11 o Windows 10: ¿es necesario actualizarse?

Microsoft presentó Windows 11 en octubre, en la que ha sido su primera gran actualización desde Windows 10 en 2015. Además del cambio de nombre, Microsoft ha introducido también nuevas funciones para dar soporte al moderno entorno de trabajo híbrido sin cambiar mucho la interfaz de usuario de la versión anterior.

Microsoft afirma haber satisfecho las necesidades de todos los usuarios y subraya que el nuevo SO es ideal para gamers. Sin embargo, han surgido muchas quejas que sugieren que ofrece un peor rendimiento en aspectos clave. Así pues, ¿qué diferencias hay entre Windows 11 y Windows 10 y qué influencia tienen en la experiencia de juego?

Barra de tareas y menú de inicio

La barra de tareas y el menú de inicio de Windows 11 son dos de las características más cómodas del nuevo sistema operativo. Inspirados en el MAC OS, el menú de inicio y la barra de tareas ocupan ahora una posición centrada. Además, las herramientas de la barra de tareas tienen forma de iconos que pueden anclarse fácilmente para tener las herramientas que más usas siempre a mano. Si te cuesta adaptarte al nuevo aspecto, siempre puedes colocar la barra de tareas a la izquierda como en la versión anterior.

El nuevo menú de inicio tiene un aspecto más sencillo y organizado, en contraposición con el diseño de Windows 10, que tenía muchos espacios en blanco y, aun así, parecía abarrotado. Microsoft ha sustituido el larguísimo menú de programas por una lista estática con las aplicaciones y los documentos más usados y que permite anclar tus apps preferidas.

Otra diferencia importante es que Windows 11 ha eliminado por completo Live Tiles. Si prefieres ver los elementos del menú de inicio de un vistazo, deberás quedarte con Windows 10.

Snap Layouts y modo multitarea

El modo multitarea implica tener abiertas varias ventanas y pestañas al mismo tiempo. La función de acoplamiento de Windows 11 incluye diferentes plantillas predefinidas que permiten organizar las aplicaciones abiertas.

Además de la disposición habitual con dos aplicaciones juntas, ahora las ventanas pueden ordenarse apiladas, en tríptico o en cuadrantes, por poner un ejemplo. También puede usarse una configuración de ventanas uniforme o un panel central con barras laterales, entre otras disposiciones.

Microsoft también ha mejorado los escritorios virtuales para ayudarte a crear tantos entornos como quieras: trabajo, gaming, escuela... Además, guarda tus preferencias de configuración para usos futuros. Puedes abrir o cerrar grupos de ventanas con un solo clic para organizar rápido tus tareas.

Mejoras centradas en el gaming

Microsoft ha bautizado el nuevo sistema operativo como «el mejor Windows para jugar». Puede que los cambios no se aprecien en juegos ligeros o en juegos virtuales como los de los casinos online. Sin embargo, los gamers más serios sí notarán la diferencia. Por ejemplo, Microsoft ha copiado varios aspectos de su última consola, la Xbox Series S/X.

Uno de ellos es DirectStorage, que emplea SSD NVMe para aumentar la velocidad de carga y mejorar enormemente la textura. Microsoft también ha introducido DirectStorage en Windows 10, pero es un sistema más apto para las prestaciones de Windows 11.

Otro elemento clave de la nueva versión es el Auto-HDR. Windows 11 emplea el aprendizaje automático y la inteligencia artificial para introducir un modo HDR en cualquier juego, sea HDR o no. Por supuesto, el monitor debe soportar esta tecnología para poder disfrutar de esta función.

Sin embargo, Microsoft ha activado por defecto la seguridad basada en virtualización (VBS) en los ordenadores con Windows 11 ya integrado, y la VBS puede ralentizar el rendimiento del ordenador hasta en un 28 %. Ahora bien, muchos expertos creen que el impacto de la VBS apenas se nota si hacemos un uso general del PC.

Widgets

Estaban disponibles en Windows Vista y en una reciente actualización de Windows 10. Windows 11 te permite acceder a los widgets directamente desde la barra de tareas y ofrece una amplia gama de opciones personalizadas. Los widgets son útiles para estar al día del tiempo, del tráfico, de las noticias o del calendario, por poner algún ejemplo.

Si haces clic en el icono de widgets se abre un panel en la parte izquierda de la pantalla, similar al feed de noticias e intereses de Windows 10. Además, los widgets aparecen como un panel transparente independiente, para que no tengas que abrir otra ventana y satures el escritorio.

Aplicaciones de Android

Se esperaba que Windows 11 pudiera ejecutar las aplicaciones de Android de manera nativa a través de Microsoft Store. Microsoft todavía está probando esta función, por lo que es posible que aún debamos esperar un poco para usarla.

Cuando por fin llegue, nos permitirá ejecutar Android en una ventana independiente y usar Snap Layouts para tenerlo todo organizado. También será posible anclar las aplicaciones a la barra de tareas. Eso sí, todavía no está claro si tendremos acceso a aplicaciones de fuentes que no sean Amazon.

Tacto, lápiz y voz

Windows 11 continúa con la tendencia hacia la optimización móvil que empezamos a ver en Windows 8. Permite mover y redimensionar ventanas de manera más fácil, ofrece elementos táctiles más grandes e incluye un nuevo teclado en pantalla.

Las mejoras de las funciones táctiles ofrecen una experiencia más intuitiva con el lápiz. El uso de comandos por voz no requiere la descarga de ningún software adicional y ofrece un mejor reconocimiento de la voz, escritura dictada y puntuación automática (¡ya no será necesario decir «coma»!).

Teams en lugar de Skype

Microsoft integra Teams en la barra de tareas, al igual que hace Apple con FaceTime. Podrás iniciar chats de texto o llamadas de voz o vídeo de una forma mucho más sencilla. La plataforma funciona con todos los dispositivos, por lo que podrás mantenerte en contacto con cualquier persona que use MAC, Android o iOS.

Compatibilidad

Es posible que Windows 11 no funcione en ordenadores viejos. Requiere al menos 1 Ghz de velocidad, 4 GB de RAM, 64 GB de almacenamiento y el TPM 2.0. Además, es necesario que el firmware del sistema sea UEFI y tenga habilitado Secure Boot, y que los gráficos sean compatibles con DirectX 12 o superior con controlador WDDM 2.0.

Lo ideal es tener una pantalla con una resolución de al menos 720p (HD) y un tamaño mínimo de 9 pulgadas. Puedes consultar la compatibilidad de tu ordenador usando la Comprobación de estado de PC de Microsoft.

Una vez instalado el software, verás que pone «El estado del PC de un vistazo» en la parte superior. Haz clic en el botón «Comprobar ahora» para saber si tu ordenador es compatible.

¿Es necesario actualizarse?

Microsoft ha prometido tener una actualización disponible para todos los PC compatibles a mediados de 2022. Sin embargo, puedes usar el asistente de instalación para instalar Windows 11 si tu PC cumple los requisitos mínimos. Dispondrás de 10 días para probar el nuevo sistema operativo y decidir si quieres mantenerlo o volver a Windows 10.

Si decides actualizarlo, debes tener en cuenta que Windows 11 no permite sincronizar el fondo de pantalla y no dispone de panel de entrada matemática, Internet Explorer, Visor 3D, Paint 3D, OneNote o Skype. En cualquier caso, estas aplicaciones estarán disponibles para descarga.

Finalmente, si eres gamer, Windows 11 te ofrece múltiples ventajas. Sin embargo, es posible que prefieras esperar a ver cómo evoluciona la cosa antes de hacer el cambio. De lo contrario, no existe ningún motivo de peso para no probar el nuevo Windows. Al fin y al cabo, es una mejora de la versión anterior.

Windows 11 o Windows 10: ¿es necesario actualizarse?
Comentarios