Intuitive Machines intentará despertar a Odiseo tras la gélida noche lunar

Aterrizador lunar Odiseo de Intuitive Machines. / NASA
Aterrizador lunar Odiseo de Intuitive Machines. / NASA
La empresa espacial y la NASA han valorado el éxito de la primera misión estadounidense en la Luna medio siglo después del programa Apolo, pese a que se quedó sin energía.
Intuitive Machines intentará despertar a Odiseo tras la gélida noche lunar

La nave espacial Odiseo de la empresa privada Intuitive Machines se queda sin energía, completando su trascendental misión lunar y marcando la primera llegada estadounidense a la Luna desde el fin del programa Apolo en 1972. Aunque experimentó varios contratiempos en su alunizaje, la NASA y Intuitive Machines consideran la misión un éxito.

El módulo, apodada Odie, se quedó sin batería antes de lo previsto debido a un aterrizaje accidentado, pero los científicos mantienen la esperanza de reactivarla en las próximas semanas después de pasar la prueba de fuego: la gélida noche lunar.

En una rueda de prensa en el Centro Espacial Johnson en Houston (Texas), los responsables de Intuitive Machines y empleados de la NASA destacaron el logro histórico de la misión IM-1, la primera de varias planificadas en los próximos meses.

Steve Altemus, CEO de Intuitive Machines, enfatizó el éxito de la misión al alcanzar la Luna, realizar un aterrizaje, establecer comunicación y realizar pruebas esenciales. Aunque Odiseo se apagó antes de tiempo, la empresa valora positivamente la prueba exitosa del sistema de propulsión de metano y oxígeno líquido en el espacio profundo.

El éxito de la primera misión lunar privada

A pesar de la duración acortada, la empresa mantiene una perspectiva optimista. La posibilidad de reactivar Odie en las próximas semanas está en consideración, aunque no garantizada. La nave no está diseñada para resistir las bajas temperaturas de la larga noche lunar, lo que podría afectar sus componentes electrónicos y baterías.

Intuitive Machines celebra haber cambiado radicalmente la economía lunar y allanado el camino para futuras misiones. A pesar de los desafíos, Odiseo ha contribuido significativamente al conocimiento científico y tecnológico, abriendo nuevas posibilidades para la exploración lunar.

La NASA, principal cliente de la misión, pagó a Intuitive Machines 118 millones de dólares por llevar a la Luna una variedad de instrumentos. Aunque los datos finales aún se están analizando, los experimentos de la agencia espacial continuaban funcionando después del aterrizaje, según Bill Nelson, administrador de la NASA.

A pesar de los imprevistos, Odiseo ha dejado una marca importante en la exploración espacial, abriendo el camino hacia futuras misiones y contribuyendo al avance de la investigación lunar. @mundiario

Comentarios