Ha contratado a un ladrón. ¿Lo sabe?

Ladrón en una oficina.
Ladrón en una oficina. / Pexels.

Al margen de todas las mediciones sobre las competencias o habilidades, se manifiesta la necesidad de una detección precoz o predictiva sobre cuestiones muy sensibles como la tendencia al acoso o maltrato.

Ha contratado a un ladrón. ¿Lo sabe?

Las exigencias de las corporaciones con respecto a los criterios relacionados con el aseguramiento de un correcto reclutamiento les han llevado a medir todo tipo de características inherentes en el individuo. Por ello, al margen de todas las mediciones sobre las competencias o habilidades, se ha manifestado la necesidad de una detección precoz o predictiva de los riesgos asociados a comportamientos inapropiados por parte de la persona.

Nos referimos a cuestiones muy sensibles a la vez que críticas y que en gran medida son muy difíciles de detectar, tales como la tendencia al acoso o maltrato, al consumo de sustancias nocivas, o bien al robo y hurto de pequeñas cantidades de dinero o de material que la empresa pone a disposición del empleado o empleada.

Para paliar y en su caso, evitar estos efectos negativos en la contratación, hasta ahora las empresas estaban utilizando el Polígrafo. Una herramienta que trabaja con preguntas cerradas (Sí o No) y que basa su resultado en ciertas reacciones fisiológicas por parte del candidato ante cuestiones comprometidas.

Entre sus ventajas se encuentran aquellas relacionadas con su resultado disyuntivo (miente o no miente), pero su desventaja está en su nula capacidad predictiva, ya que las preguntas suelen estar relacionadas con acontecimientos pasados, sin  tener en cuenta el factor epigenético o ambiental, ni la evolución del sujeto. De hecho, su activación suele ser larga, tediosa y muy costosa. Al margen, de forma habitual no asume ningún riesgo, dándose casos en los que el 100% de los evaluados son rechazados.

test psicológicos

Apostando por un modelo más práctico, la empresa israelí MIDOT desarrolló diferentes aplicaciones enfocadas a garantizar la “Integridad laboral”. Su base es psicológica y su enfoque es la determinación de algunos rasgos de la personalidad, actitudes y opiniones sobre hechos ya acontecidos o simulaciones de sucesos futuros. La duración de la prueba es de aproximadamente 20 minutos.

Como claro competidor de este último test psicológico apareció la prueba de Honestidad Veritas, curiosamente también de procedencia israelí.

Lo cierto es que más del 50% de los trabajadores y directivos se comportan, con diferente magnitud, de forma inapropiada. Acoso velado, gastos a cargo de la empresa, uso personal de recursos corporativos, etc… pero lo que verdaderamente llama la atención es que aproximadamente el 25% alcanzan grados elevados en un comportamiento inapropiado, tal como hurto de dinero o material, maltrato a compañeros y clientes, aceptación de sobornos o las consecuencias derivadas del consumo de sustancias altamente nocivas.

La cuestión está en alcanzar una elevada tasa de acierto sin perjudicar a aquellas personas en las que sus resultados pudiesen ser denominados “Falsos Positivos”.

Si revisamos los indicadores de confiabilidad de los test de procedencia psicológica, obtenemos rangos que fluctúan entre el 60% y el 75%. Por ello, todas estas pruebas se convierten en un complemento a la hora de que el entrevistador tome una decisión al respecto.

éxito con modelos predictivos

¿Existe alguna otra manera de asegurar el éxito en la contratación utilizando modelos predictivos?

Curiosamente, la empresa hispano - israelita Jacobson, Steinberg & Goldman, propietaria de la tecnología psicogénica ADNe, ha preparado recientemente una adaptación del Test Bernstein que alcanza el indicador de veracidad del 97%. Su nombre es WithXita.

Nos indican sus investigadores que el indicador del 97% no significa que “se equivoque” en un 3%, sino que en las mediciones sobre un individuo concreto, existe una oscilación del 3%. Algo que únicamente se consigue aplicando los estándares de significancia científica y bioestadística que WithXita posee.
Su algoritmo detecta la probabilidad de suceso de un comportamiento inapropiado ante estímulos concretos, midiendo el nivel de rechazo y/o atracción del individuo ante dichas "tentaciones".

La gran ventaja es que WithXita no nos dice lo que una persona ha hecho o dejado de hacer, sino lo que hará.

Aunque parezca ciencia ficción, estamos en el presente. Lo podemos llamar Inteligencia Artificial, Tecnología Algorítmica, Marcadores Psicogénicos o como mejor nos plazca. Pero lo cierto es que si las corporaciones lo hubieran sabido antes, no hubieran contratado a esas personas desleales y ausentes de integridad. Sí… aproximadamente el 25% de las plantilla, en diferentes grados, lo es. ¿Sabe lo peor?  No lo saben y por ello piensan que ya los “pillarán con las manos en la masa”. @mundiario 

Ha contratado a un ladrón. ¿Lo sabe?
Comentarios