Un fósil descubierto en Aragón pone fin a un enredo taxonómico de más de 150 años

Representación gráfica del Aragonictis araid. / ARAID, Gobierno de Aragón.
Representación gráfica del Aragonictis araid. / ARAID, Gobierno de Aragón.

Un equipo multidisciplinario de la Universidad de Zaragoza y ARAID han descubierto una nueva especie animal, tras hallar un fósil de un mamífero en Aragón.

Un fósil descubierto en Aragón pone fin a un enredo taxonómico de más de 150 años

Como Aragonictis araid fue nombrada la nueva especie animal descubierta por un equipo de investigadores de la Universidad de Zaragoza y de la Fundación Agencia Aragonesa para la Investigación y el Desarrollo (ARAID) del Gobierno de Aragón, quienes encontraron sus restos dentales en yacimientos en Zaragoza y en Soria.

Según los investigadores, se trata de una nueva especie carnívora de la familia Mustelidae (que agrupa a las nutrias, comadrejas o tejones), y data de unos 12 millones de años, lo que los ubica en el periodo del Mioceno medio. Los fósiles fueron hallados en los yacimientos de Andurriales y Toril 3A (provincia de Zaragoza) y Escobosa de Calatañazor (Soria).

Un enredo taxonómico

Con este nuevo hallazgo se ha podido sellar un capítulo de la taxonomía, la ciencia que estudia y clasifica las especies animales, marcado por una trama de enredos relacionados a la determinación de la familia de los mustélidos. De acuerdo con los científicos, a partir del siglo XIX todos los fósiles mustélidos datados de la época del Mioceno medio eran clasificados en los géneros Mustela y Martes.

Con el paso del tiempo, en algún momento las fronteras entre ambos géneros se volvieron difusas, interpretando a las especies Mustelas (comadrejas, armiños o hurones) con las de los Martes (martas y garduñas), a pesar de sólo compartir similitudes superficiales con los mustélidos que existen en la actualidad en casi todos los continentes del planeta.

“Gracias al hallazgo del nuevo género y especie, hemos podido desentrañar este problema taxonómico que lleva dando quebraderos de cabeza a los paleontólogos desde los últimos 150 años”, ha señalado el investigador Alberto Valenciano.

De hecho, los hallazgos científicos recientes han indicado que, efectivamente, los fósiles de los periodos del Mioceno inferior y medio (hace 18 millones y 11 millones de años), han sido asignados de manera errónea dentro de este género. Los expertos aseguran que esto se trata de un caso de “cajón de sastre taxonómico”, donde una clasificación finalmente engloba a un sinnúmero de especies diferentes, eliminando así la biodiversidad de la historia.

 

Ni Mustela ni Martes

“Hemos demostrado que Aragonictis araid no pertenece a los géneros actuales Martes y Mustela, ni a ninguna especie conocida del Mioceno”, indicó Alvarado.

Al comparar ejemplares de esta especie recién descubierta con mustélidos actuales de la Península Ibérica, se destaca que su tamaño es inferior al de la marta común (Martes martes) y la garduña (Martes foina), pero que tiene una talla similar a la del hurón (Mustela putorius).

“Además, sus dientes son más gráciles y simples que los de las martas actuales y otros mustélidos extintos de Eurasia de su época, sugiriendo parentesco con Circamustela; un mustélido del Mioceno superior de España y Alemania”, indicó el investigador Jorge Morales.

De esta manera, los investigadores apuntan a que se trata de una especie nueva, perteneciente a un género jamás descrito con anterioridad. @mundiario

Un fósil descubierto en Aragón pone fin a un enredo taxonómico de más de 150 años
Comentarios