La central nuclear de Chernóbil queda desconectada del sistema eléctrico

Planta de energía nuclear. / Pixabay
Planta de energía nuclear. / Pixabay

Kiev anunció que los generadores de emergencia pueden sostener el enfriamiento del combustible por sólo 48 horas, a riesgo de fugas de radiación después del plazo.

La central nuclear de Chernóbil queda desconectada del sistema eléctrico

Tras la victoria del ejército ruso sobre las fuerzas ucranianas por el control de la central nuclear de Chernóbil, donde ocurrió el accidente nuclear más trágico de la historia, autoridades ucranianas y de organismos internacionales alertan de que el complejo ha quedado “totalmente desconectado” de la red eléctrica, y que la ausencia de luz podría provocar fugas de radiación.

Así lo ha informado el ministro de Exteriores ucraniano, Dmitro Kuleba, quien explicó que las fuerzas rusas habían desconectado la central de la electricidad, después de hacerse con el control de las instalaciones, y que actualmente están en funcionamiento los generadores de emergencia, pero que sólo tienen capacidad para trabajar de manera continua por 48 horas.

“La única red eléctrica que suministra la central nuclear de Chernóbil y todas sus instalaciones nucleares, ocupadas ahora por el ejército ruso, ha sido dañada”, explicó Kuleba. “La central nuclear de Chernóbil ha perdido todo el suministro eléctrico”, sentenció.

El combustible nuclear debe mantenerse frío

Sin la electricidad, los sistemas de refrigeración del complejo nuclear no pueden mantener a una temperatura estable el combustible utilizado en Chernóbil. La empresa estatal nuclear de Ucrania, Energoatom, señaló que cerca de 20.000 materiales de combustible no podrían mantenerse fríos en medio del corte de electricidad.

Ante esto, la empresa alerta de que puede provocarse una serie de fugas de sustancias radiactivas en el medio ambiente. “La nube radiactiva podría ser transportada por el viento a otras regiones de Ucrania, Bielorrusia, Rusia y Europa”, ha destacado la estatal en un comunicado.

Asimismo, la empresa también explicó que los sistemas de ventilación internos de Chernóbil no servirían ante una fuga radiactiva, poniendo en peligro a más de 200 trabajadores que se están secuestrados en las instalaciones por órdenes rusas, a pesar de que la Organización de las Naciones Unidas (ONU), pidiera que sean liberados para relevar su turno, después de trabajar por 13 días consecutivos en recinto.

Estas predicciones fueron compartidas por Kuleba, quien pidió con urgencia que se dé un alto al fuego, para que se pueda restituir el servicio eléctrico “cuanto antes”, debido a que los generadores de diésel sólo funcionan por dos días continuos. Las labores de reparación no han podido ser por negativa de los rusos. “Los sistemas de refrigeración de la instalación de almacenamiento de combustible nuclear gastado se detendrán, por lo que las fugas de radiación serán inminentes”.

“No es un impacto crítico a la seguridad”

El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), aseguró que no se trata de “un impacto crítico en la seguridad nuclear”, y afirmó que el volumen de agua para refrigeración de la central, además de “la carga térmica de los contenedores de almacenamiento donde está el combustible gastado”, son suficientes para atenuar las altas temperaturas en caso de un corte eléctrico.

Sin embargo, el mismo organismo había denunciado días antes de que se cortó toda la comunicación con la central. Con ello se detuvo la “transmisión remota de datos de los sistemas de monitoreo de salvaguarda”, que permite vigilar las aplicaciones que se les da a los materiales y actividades nucleares. Sin ello, no se puede conocer a ciencia cierta qué estaría haciendo Rusia en la central. @mundiario

La central nuclear de Chernóbil queda desconectada del sistema eléctrico
Comentarios