Buscar

MUNDIARIO

Así es Nüwa, el proyecto español para habitar Marte desde 2050

El proyecto, finalista del concurso de la asociación internacional The Mars Society, está basado en el diseño de una ciudad capaz de albergar hasta un millón de personas en el planeta rojo.
Así es Nüwa, el proyecto español para habitar Marte desde 2050
Nuwa. / Instagram ABIBOO Studio
Nuwa. / Instagram ABIBOO Studio

Ibed Méndez

Periodista.

Se llama Nüwa, es un proyecto español finalista del concurso de la asociación internacional The Mars Society y está basado en el diseño de una ciudad capaz de albergar hasta un millón de personas a partir de 2050 en Marte. 

Esta interesante apuesta está liderada por ingenieros, psicólogos, arquitectos y varias entidades científicas de España, entre ellos investigadores de la red internacional SONet, el Instituto de Estudios Espaciales de Cataluña (IEEC), la firma de arquitectura ABIBOO Studio, la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC) o el Instituto de Ciencias del Cosmos de la Universidad de Barcelona (ICCUB), entre otros. 

En concreto, el proyecto comprende cinco ciudades (todas autosuficientes y sostenibles) diferentes: cada una de 200.000 habitantes y repartida estratégicamente por la superficie del planeta rojo. ¿El objetivo? Claro: alcanzar mayor cantidad y variedad de recursos posibles.  

 

Los autores han explicado que la ciudad está establecida en la base de un acantilado ubicado en la meseta de Tempe Mensa, de unos 1.000 metros de altura, al norte del ecuador, en la que se construirán “macro edificios” para uso residencial y laboral, unidos entre sí por una red tridimensional de túneles.

"Si construyéramos los edificios como en nuestro planeta, explotarían por la presión. Además, la radiación solar y la gamma obligan a construir espacios que no estén expuestos al cielo”, ha explicado Alfredo Muñoz, fundador de ABIBOO Studio.

En total, el proyecto apuesta por tres tipos diferentes de módulos residenciales y tres de trabajo, lo que supone seis categorías estándar para reducir los tiempos de construcción, complejidad y costes. 

La ubicación, además, permite mantener la ciudad protegida de los rayos cósmicos y el viento solar; y, por si fuera poco, ofrece una ventana para aprovechar la mayor cantidad de luz solar posible.

“La energía que utiliza la ciudad es fundamentalmente solar, aunque como suele haber fuertes tormentas de arena en Marte que pueden cubrir el planeta entero, quizás haya que complementar con una central nuclear”, ha afirmado Miquel Sureda, físico, ingeniero aeronáutico y profesor de la Universidad Politécnica de Cataluña. 

 

Pero lo autores han dejado claro que el proyecto debe estar respaldado por otro factor clave: el compromiso ciudadano. La supervivencia solo sería posible si durante el desarrollo y crecimiento de la ciudad, los ciudadanos de Nüwa dedican la mitad de su tiempo a trabajar en el mantenimiento de la misma. 

Y… ¿cómo llegarían los primeros habitantes a este lugar? Sencillo: con un viaje de unos 250 días desde nuestro planeta. “Luego la población aumentaría de forma exponencial hasta el año 2100. Se aprovecharían para enviar más personas las ventanas de oportunidad abiertas por la posición relativa entre la Tierra y Marte”, agrega Sureda. 

No es un secreto que la distancia entre la Tierra y Marte varía constantemente, por lo que, para cumplir con este objetivo, los expertos tienen la idea de apoyarse en la Earth Mars Station, como parada antes de continuar el camino hacia el planeta rojo (cuando las condiciones geométricas sean óptimas). En este caso el viaje duraría hasta 600 días. @mundiario