La vacuna de Oxford contra la Covid-19 podría salvar a América Latina

La vacuna de Oxford.
La vacuna de Oxford.

La aprobación del antígeno en el Reino Unido sería clave para una región golpeada por la pandemia. Entre los beneficios está que es barata, requiere un menor esfuerzo logístico para su traslado y conservación. 

 

La vacuna de Oxford contra la Covid-19 podría salvar a América Latina

Una vacuna contra la Covid-19 ayudaría a mejorar la situación de América Latina. Nos referimos al antígeno, desarrollado por el laboratorio AstraZeneca y la Universidad de Oxford, que fue aprobado este miércoles en el Reino Unido para que comience su inmediata distribución a nivel global. 

El tipo de tecnología que posee esta vacuna (adenovirus en este caso de chimpancé) y su lógica de producción de origen y aplicación de las dosis la convierte en un desarrollo accesible por el concepto Non profit que desde el comienzo de la pandemia.

Además, la vacuna de Oxford tiene los siguientes beneficios: mejor acceso, mejor precio, mejor conservación, mejor almacenamiento y mejor administración de las dosis. Es decir, el paquete completo para que toda persona mayor de 18 años pueda recibirla para prevenir la infección de la Covid-19.

La autorización recomienda dos dosis administradas con un intervalo de entre 4 y 12 semanas. En los ensayos clínicos de Fase III se demostró que este régimen es seguro y eficaz para prevenir la Covid-19 sintomático, sin casos graves ni hospitalizaciones más de 14 días después de la segunda dosis.

Si la asociación Oxford-AstraZeneca con los locales mAbxience-Insud y el regional Slim funciona en tiempo y forma, en marzo 2021 América Latina podrá comenzar a vacunas a sus habitantes, dejando en evidencia que si bien la aprobación bajo uso de emergencia tiene las mismas características que la que recibió la vacuna de Pfizer-Biontech, el hecho de la producción regional a escala dispara ventajas comparativas para la región. 

Según reveló el diario The Telegraph, la vacuna Oxford se comenzará a aplicar a partir del 4 de enero en el Reino Unido, de acuerdo a los planes que están elaborando los ministros, quienes esperan dar con esta decisión un golpe importante en el aumento del programa de inoculación en todo el país y así frenar a la nueva cepa del virus. @mundiario

La vacuna de Oxford contra la Covid-19 podría salvar a América Latina
Comentarios