Sultán al Jaber: quién es el polémico empresario petrolero que preside la COP28

Sultán al Jaber, presidente de la COP28 y director de la petrolera Adnoc. / RR.SS
Sultán al Jaber, presidente de la COP28 y director de la petrolera Adnoc. / RR.SS
Al Jaber, además de dirigir la petrolera Adnoc, es ministro de Industria y Tecnología Avanzada de los Emiratos Árabes Unidos y enviado especial sobre cambio climático del país.
Sultán al Jaber: quién es el polémico empresario petrolero que preside la COP28

El presidente de la COP28, Sultán al Jaber, ministro de Industria de Emiratos Árabes, se vio obligado a abordar la controversia generada por sus comentarios sobre combustibles fósiles antes del inicio de la conferencia en Dubái. Al Jaber había afirmado que "no hay ciencia" que respalde la eliminación progresiva de estos combustibles para cumplir con los objetivos del Acuerdo de París.

En una conferencia de prensa, Al Jaber expresó su respeto por la ciencia y afirmó que la eliminación progresiva de los combustibles fósiles es inevitable y esencial. Las declaraciones iniciales generaron tensiones, malentendidos y ataques a la presidencia de la cumbre, que Emiratos Árabes Unidos lidera.

La controversia se suma a la previa filtración de documentos que sugerían que Emiratos Árabes Unidos podría buscar acuerdos comerciales sobre combustibles fósiles en la COP28, algo que Al Jaber negó categóricamente. Este país, liderando la cumbre, ha estado bajo escrutinio debido al rol dual de Al Jaber como ministro de Industria y CEO de la empresa estatal de petróleo y gas.

El principal debate en la COP28 se centra en el llamamiento para la eliminación progresiva de los combustibles fósiles, un tema que ha dividido a los países participantes. La Unión Europea aboga por este llamamiento, mientras que naciones como India expresan reservas.

La controvertida presidencia del petroestado

En medio de la polémica, Al Jaber destacó el papel de Emiratos Árabes Unidos en la COP28, resaltando un acuerdo histórico para un nuevo fondo de pérdidas y daños. Sin embargo, las tensiones persisten en torno al debate sobre la reducción de los combustibles fósiles, un elemento crucial para abordar el cambio climático según el conocimiento científico respaldado por el IPCC. La cumbre continúa enfrentando desafíos mientras busca consensos cruciales para abordar la crisis climática global.

En enero, Emiratos Árabes Unidos (EAU), anfitrión de la COP28 de la ONU, designó a Sultan al Jaber, ejecutivo petrolero y director de la estatal Abu Dhabi National Oil Company (Adnoc), como presidente de la conferencia climática. La decisión generó críticas de activistas ambientales debido a la dependencia de EAU de los combustibles fósiles.

EAU, miembro de la OPEP y uno de los mayores productores de petróleo, ha enfrentado preocupaciones por ser un petroestado. La ubicación de la conferencia en Dubái, rodeada de conflictos, implica que los participantes deban viajar en avión, una fuente significativa de emisiones de carbono, contraviniendo los esfuerzos contra la crisis climática.

A pesar de las críticas, al Jaber inició la COP28 impulsando el fondo de pérdidas y daños. Bajo su dirección, Adnoc aumentó la producción de petróleo, y él mismo adelantó la meta de duplicar la producción para 2027. Sin embargo, surge la preocupación sobre acuerdos de combustibles fósiles durante la conferencia, según documentos filtrados.

Los activistas temen que al Jaber favorezca a petroleras en los acuerdos climáticos. Aunque él niega intenciones de cerrar acuerdos en la COP28, las críticas persisten. Su papel como presidente de la conferencia, en un evento crucial para actualizar planes de reducción de emisiones, ha llevado a comparaciones con permitir a un ejecutivo tabacalero liderar una conferencia sobre cáncer de pulmón.

Ministro de Industria de los Emiratos Árabes Unidos

Al Jaber, además de dirigir Adnoc, es ministro de Industria y Tecnología Avanzada de EAU y enviado especial sobre cambio climático. Su experiencia en energías renovables como presidente de Masdar, empresa estatal de energía renovable, es defendida por algunos, pero críticos argumentan que su enfoque principal sigue siendo la industria petrolera.

A pesar del compromiso de EAU de ser neutral en carbono para 2050, persisten dudas sobre la coherencia entre este objetivo y los planes de Adnoc de expandir la exploración de petróleo y gas. Mientras al Jaber destaca la tecnología para descarbonizar la industria petrolera, activistas y científicos cuestionan la eficacia de tales avances.

La controversia en torno a la presidencia de al Jaber destaca la tensión entre los defensores de la acción climática y la participación de representantes de la industria de combustibles fósiles en eventos cruciales como la COP28. @mundiario

Comentarios