Simone Biles y otras gimnastas demandan por 1.000 millones de dólares al FBI

Fachada del edificio del FBI. / Twitter
Fachada del edificio del FBI. / Twitter
La conocida gimnasta y medallista olímpica encabeza los señalamientos contra la agencia estadounidense, a la que piden una indemnización por su negligencia en el caso de abusos sexuales perpetrados por el entrenador Larry Nassar. 
Simone Biles y otras gimnastas demandan por 1.000 millones de dólares al FBI

Un grupo de 95 niñas y mujeres gimnastas encabezadas por Simone Biles han demandado al FBI por una suma de 1.000 millones de euros,  por negligencia en la investigación por las agresiones sexuales que perpetró el entrenador Larry Nassar, que a la postre se declaró culpable por esos delitos en 2017. 

De acuerdo a lo que informa The Wall Street Journal, la ley federal le permite al organismo responder a esta demanda en los próximos seis meses, aunque corre el riesgo que a esta exigencia, se le unan otras en los próximos meses. 

Además de Biles, se encuentran otros rostros conocidos por el público como Aly Raisman y McKayla Maroney, todas medallistas olímpicas, que entienden que el FBI, como explica Mundo Deportivo que el FBI no abrió desde el inicio formalmente una investigación, ni tampoco informó a las otras agencias que podrían encargarse del caso, sobre las actividades de Nassar, que siguió agrediendo a niñas y mujeres a las que entrenaba. 

Todo esto quedó constatado en un informe que fue revelado en 2021 y especifica los fallos del FBI durante la investigación.  El País señala que el documento puso en evidencia "la desastrosa investigación del FBI que permitió a Larry Nassar abusar de más atletas". Entre las irregularidades que se pudieron observar, resalta la actitud de los agentes al recibir los testimonios de las afectadas, que a su juicio eran falsos.

Aly Raisman, ganadora de medallas tanto en las citas olímpicas de Londres y Río de Janeiro, aseguró que los miembros del FBI que la interrogaron, intentaron convencerla de que no valía la pena "abri un caso criminal contra él (Nassar)".

Por su parte Maroney dijo en un comunicado  que "mis compañeras supervivientes y yo fuimos traicionadas por todas las instituciones que se suponía que debían protegernos: el Comité Olímpico de los Estados Unidos y ahora el Departamento de Jusiticia".  La ganadora de la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, escribió que "está claro que el único camino hacia la justacia y la sanación es a través del proceso legal". 

El País también destacó la opinión de Samantha Roy, exgimnasta que fue formada por el programa de entrenamiento y competición de la Universidad Estatal de Míchigan, institución donde trabajaba Nassar: "Si simplemente el FBI hubiera hecho su trabajo, Nassar habría sido detenido antes de que tuviera la oportunidad de abusar de cientos de niñas, yo incluida". @mundiario

Simone Biles y otras gimnastas demandan por 1.000 millones de dólares al FBI
Comentarios