Tras ser famosos: Jake Lloyd, el pequeño Anakin Skywalker de Star Wars I

Jake Lloyd interpretando a Anakin Skywalker. / vistazo.com
Jake Lloyd interpretando a Anakin Skywalker. / vistazo.com

¿Qué fue de aquel pequeño de 11 años que dio vida a la infancia del legendario personaje en "La amenaza fantasma"? Así cambió su vida después de la fama.

Tras ser famosos: Jake Lloyd, el pequeño Anakin Skywalker de Star Wars I

Antes de ser famosos es una serie exclusiva de MUNDIARIO en la que se descubre y estudia la vida de ciertas celebridades antes de alcanzar la fama. En episodios anteriores se ha explorado la biografía de célebres líderes del crimen organizado, deportistas, estrellas porno y hasta empresas virtuales. Para este nuevo episodio se ha dado un giro y se describirá, en cambio, cómo fue la vida de un icónico actor luego de la fama, a la que renunció porque, según él, le arruinó la vida. Se trata de Jake Lloyd, el chico que dio vida al pequeño Anakyn Skywalker en Star Wars I.

Biografía

Jake Matthew Lloyd nació el 5 de marzo de 1989 en Fort Collins, Colorado, Estados Unidos. Su padre Bill Lloyd es un médico y su madre, Lisa Rilley, agente de espectáculo. Gracias a su madre –y en menor medida también a su papá pese a su profesión-, Jake empezó a moverse en los pasillos del mundo del espectáculo desde muy temprana edad.

Su primer papel como actor fue a los siete años de edad, apareciendo en cuatro episodios de la recordada serie E.R. Pero sin duda alguna su gran oportunidad le llegó en una película de cine, actuando al lado de Arnold Schwarzenegger en la trama navideña Jingle all the way (El regalo prometido, en español latino, Un padre en apuros, en español para Europa), en 1996. Una anécdota famosa en el set de dicha cinta relata que cuando se conocieron, Schwarzenegger se rió al verlo por el impresionante parecido entre ambos.

Foto de Jingle all the way. / pinterest.com

Jake Lloyd y Arnold Schwarzenegger en Jingle all the way.

Luego de ese proyecto continuó teniendo papeles en otras producciones como la película Apolo 11 y Obsesión virtual. Aunque sobra decir cuál fue la película que lo terminó de lanzar a la fama.

Star Wars: La amenaza fantasma

Con todo y su creciente fama, al pequeño Jake le seguían gustando las cosas simples de la vida, como jugar con su hermana, salir a dar vueltas en su bicicleta e incluso jugar béisbol, deporte que llegó a practicar en una liga juvenil. Con su currículum empezando a llenarse, sus padres ya empezaban a ganar un poco de dinero gracias a su chico.

Acudió al casting para el papel de Anakin Skywalker en Star Wars I: La amenaza fantasma y lo consiguió. Aquello parecía ser el cumplimiento del sueño de toda una vida y parecía que lo mejor para Jake estaba apenas por empezar. Pero no para él.

Aparte del estrés de cualquier set de grabación, aumentado para un niño de apenas 10 años como tenía él en 1999 cuando se lanzó la película, el pequeño Jake tenía que atender decenas de entrevistas a diario, aguantar las bromas de sus amigos de la escuela quienes le molestaban haciendo chistes de Star Wars al punto que esas bromas y chistes terminaban siendo un completo acoso para el chico y, por si fuera poco, los aficionados a la saga espacial usaban el Internet para vaciar su frustración por la decepcionante película y criticar con severidad a Jake, cuyo papel era uno de los más esperados del proyecto. Todo aquello fue más de lo que podía controlar.

Lloyd decidió retirarse de la actuación a los 15 años, en 2001. Como muestra del daño que hizo el primer episodio de la franquicia de la guerra intergaláctica, Jake rompió o se deshizo de todo aquello que tuviera que ver con ella.

Su vida después de ser famoso

Intentó continuar su vida como un adolescente normal, pero ya era demasiado tarde. Cuando ingresó a la secundaria se presentaba ante todos con un nombre falso para intentar quitarse de encima a los aficionados de Star Wars o a quienes simplemente disfrutaban molestándolo. No sirvió y el acoso siguió siendo como antes.

Jake Lloyd.

Así luce Jake Lloyd hoy en día.

Se mudó a Chicago cuando entró a la universidad pero sólo estuvo un semestre en la carrera de Psicología. Lloyd confesó que su intención era convertirse en director o editor. Para 2012 consiguió hacerse con el papel de director en un documental sobre refugiados taiwaneses en India, quienes huían del Gobierno de China.

La vida de Lloyd parecía empezar a enderezarse pero, en 2015, volvió a aparecer en los medios, y no precisamente por algo bueno.

Tuvo una dura pelea con su madre, a quien tiró al piso y pateó despiadadamente en varias ocasiones. El motivo de la pelea fue que Jake estaba seguro que su madre le había arruinado la vida y quiso cobrarle su desdicha. Más adelante, la misma progenitora avisó que su hijo había sufrido de esquizofrenia desde muchos años atrás. El desenlace de la pelea, volviendo a ese punto, fue una persecución policial puesto que Jake, al ver la escena que había montado en su casa, salió huyendo en su vehículo. Se chocó contra una valla y la policía lo arresto. La madre no presentó cargos en su contra.

Y ese es el malogrado Jake Lloyd, el niño que cumplió el sueño que muchos chicos de su edad darían lo que fuera por alcanzar pero que para él fue la peor experiencia de su vida. Hoy se mantiene alejado de las cámaras y los medios, intentando alejarse del lado oscuro, que al parecer quedó fuerte con él.

@hmorales_gt
 

 

 
 
 

 

Tras ser famosos: Jake Lloyd, el pequeño Anakin Skywalker de Star Wars I
Comentarios