Pedro Díaz gana uno de los Oscars de la fotografía por su canto a la muerte

Obsolescencia programada . / Pedro Díaz Molins
Obsolescencia programada . / Pedro Díaz Molins

Conocido ya por muchos lectores de Mundiario, las fotografías de Pedro Díaz Molins revelan la posibilidad de una existencia al otro lado del espejo.

Pedro Díaz gana uno de los Oscars de la fotografía por su canto a la muerte

Un trabajo titulado "Obsolescencia programada" le ha valido al oriolano, Pedro Díaz Molins, ganar uno de los Oscars de la fotografía, pues así son considerados los Sony Awards donde nuestro artista ha destacado por encima de otros fotógrafos de una trayectoria admirable. El galardón de la Sony World Photography ha sido en la sección de 'postproducida'. Sus fotos destacan por la autonomía de un mundo que opera especialmente con lo insondable,con espacios lejanos y abiertos, donde siempre fluye la neblina como ese folio en blanco donde el espectador ha de escribir el sentido de los tópicos y referentes que allí se muestran.

  "Obsolescencia programada" es la visión creacionista de la eternidad; dos ancianos reconocen que su hora de muerte ha llegado y deciden abandonar ese mundo a través de una red de escaleras que recuerda a los puestos de socorrista. Una playa se identifica en esa escena irónica, pero donde subyace esa condescendencia con la vejez, con una vida que se acaba, pero que ha de continuar en otro espacio eugenésico, adánico, generoso con la erosión de los esfuerzos y los años. La clave de esta fotografía está en esa mujer que nos mira, una estatua de sal, indecisa, que parece no aceptar su inexorable destino. Enhorabuena a Pedro.

Pedro Díaz gana uno de los Oscars de la fotografía por su canto a la muerte