La normalización social en la compra y uso de juguetes eróticos

Imagen erótica.
Imagen erótica.

En la actualidad se ha producido una mayor aceptación a la hora de comprar y de utilizar juguetes eróticos, con lo que han subido mucho las ventas de este tipo de artículos.

La normalización social en la compra y uso de juguetes eróticos

En los últimos años no ha dejado de crecer el número de ventas de juguetes sexuales, debido a la normalización que se ha ido produciendo en la sociedad y a la aceptación del sexo como algo natural y no un tabú, como se venía considerando hace ya unos cuantos años. Este crecimiento se debe a diversos factores, como su uso en series y películas, y en películas eróticas, así como por el boom que han tenido en los últimos años las novelas eróticas del tipo de 50 Sombras de Grey.

Por ello, los sexshops se han convertido en negocios bastante rentables, si se sabe cómo crecer y tener un desarrollo adecuado dentro del mercado. Dentro del sector, el tipo de comercios que han logrado un mayor crecimiento son los sex shop online, ya que cuentan con selecciones más amplias de productos y con todas las novedades que van saliendo.

La mayor aceptación por parte de la sociedad ha provocado que los juguetes eróticos se compren como regalos para la pareja, utilizándolos como un complemento en el sexo. Especialmente, esta situación se da en mayor medida en parejas estables mayores de 35 años, con el fin de no caer en la monotonía en sus relaciones sexuales. Estos juguetes, además, pueden ayudar a fortalecer el vínculo entre los dos, gracias a la mayor complicidad que se genera.

Por lo tanto, ya está más que aceptado que los juguetes eróticos no son solo para utilizar uno mismo en solitario, sino que también los utilizan las parejas, como un complemento para incrementar el placer en el sexo y para no caer en la rutina, ya que su uso produce mayor excitación.También está muy extendido, más aún que el de los juguetes eróticos, el uso de otros complementos, como los lubricantes, la lencería erótica o los aceites para masajes.

Tipos de juguetes eróticos

En el mercado hay una amplísima variedad de juguetes eróticos, unos más conocidos y con los que la sociedad está más familiarizada, y otros menos corrientes, puesto que los equipos creativos no dejan de sacar novedades en este sector.

Los vibradores vaginales, también conocidos como consoladores, son uno de los juguetes sexuales cuyo uso más se ha generalizado en la sociedad, debido a su aparición en series de televisión, películas, y por supuesto, en el cine erótico. Se utilizan para la masturbación femenina, principalmente en solitario, aunque también se pueden usar en pareja. En cualquier tienda erótica sex shop online se pueden encontrar consoladores de todo tipo. Existen vibradores vaginales muy variados, de distintas formas, tamaños, colores y materiales distintos, desde los más típicos, hasta consoladores dobles, de gelatina, con ventosa, de metal o realísticos.

Además de los consoladores, también hay otros tipos de masturbadores femeninos, que se utilizan masajeando las zonas erógenas de la mujer, y especialmente para la estimulación del clítoris, sin penetración, o cualquier otra zona para conseguir un masaje relajante.

En cuanto a los juguetes masculinos, también existen una gran variedad de tipos distintos. Los masturbadores son unos de los juguetes eróticos más consumidos. También se usan mucho las bombas de succión del pene y los anillos para el pene, así como las simulaciones de vaginas y anos, que se emplean como masturbadores.

Los estimuladores del punto G son otro tipo de aparatos sexuales muy demandados. Están pensados para el uso masculino y tienen el objetivo de que la erección y el orgasmo tengan una mayor intensidad. Se pueden utilizar tanto de forma individual, para el uso en solitario o en pareja.

Los arneses sexuales o Strap on también están en el top de los juguetes más solicitados en los shex shop. Se trata de unos juguetes de los que sobresale un pene y uno de los miembros de la pareja se lo debe colocar mediante los enganches que lleva. Se utilizan especialmente en las relaciones lésbicas, aunque su uso está también generalizado en otras prácticas sexuales.

Razones por las que se usan los juguetes para adultos

Como se ha venido comentando, el sector de la venta de los artículos de ocio para adultos ha tenido un crecimiento bastante considerable en los últimos años, debido a múltiples razones que han conseguido que su uso se normalice mucho en la sociedad.

El uso de un objeto sexual puede ser un complemento en las relaciones de pareja, que haga aumentar el placer y que haga que se experimen nuevos métodos, sacando de la rutina a aquellas parejas que llevan mucho tiempo juntas. También puede suponer una solución para determinadas disfunciones sexuales que sufren a menudo tanto hombres como mujeres, como la disfunción eréctil, la anosgasmia o la inhibición del deseo sexual. Son muchas las parejas que presentan  problemas de este tipo en las relaciones de pareja y que consultan a profesionales. Uno de los métodos que más recomiendan los sexólogos son el uso de juguetes eróticos.

A nivel de la relación amorosa también se suelen dar muchos problemas de pareja, de comunicación, de celos y discusiones de todo tipo. También los artículos sexuales pueden contribuir a disminuir estos problemas, gracias a que al usarlos se crea un mayor vínculo entre la pareja y una mayor complicidad entre los dos.

Por supuesto, este tipo de juguetes para adultos, han sido creados tanto para el disfrute en pareja como en solitario.

Aunque hoy en día es cada vez más frecuente el uso de los juguetes eróticos, todavía aún existen muchas reticencias a la hora de comprarlos o de usarlos, ya sea por pudor o por pensar que el otro miembro de la pareja no lo aceptará. Sin embargo, como se ha corroborado en múltiples ocasiones por diversos profesionales de la salud, como los sexólogos o terapeutas de pareja, esta puede ser una alternativa más que aceptable para superar un gran número de problemas en la pareja, por lo que es conveniente dejar atrás los tabúes y los miedos.

La normalización social en la compra y uso de juguetes eróticos
Comentarios