El mito de la felicidad en Finlandia, el país más feliz del mundo

SaunaFinlandesa
Sauna finlandesa. / RR SS

No es oro todo lo que reluce en Finlandia, por ello, debemos mirar también lo que ocultan los finlandeses.

El mito de la felicidad en Finlandia, el país más feliz del mundo

Leo en la Agencia Anadolu de noticias:

“El producto interno bruto, las ayudas sociales, la esperanza de vida, la libertad, la generosidad, la ausencia de corrupción y la calidad de vida de los inmigrantes son todos factores que han hecho de Finlandia el país “más feliz del mundo”, según el Informe Anual de la Felicidad de la ONU… Este año el informe hizo hincapié en la felicidad de los migrantes. Concluyeron que los inmigrantes alcanzan el grado de felicidad del país al que llegan. Por ende, los finlandeses y los migrantes a ese país son los más felices del mundo”.

El estudio, realizado por el Departamento de Investigación de la Felicidad de Copenhague para las Naciones Unidas, tiene en cuenta variables como el producto interior bruto, las ayudas sociales, la esperanza de vida, la libertad, la generosidad, la ausencia de corrupción, las políticas sociales y la calidad de vida de los inmigrantes y refugiados.

Posiblemente, la clasificación de felicidad llevada a efecto por otro país nórdico como Dinamarca sea la felicidad de las saunas colectivas, el bajo índice de corrupción, la educación gratis hasta la universidad, y la integración de los inmigrantes; llevado sobre todo por la necesidad que tienen de mano de obra tantos técnica, especialidad como obrera.

Pero en realidad, la felicidad no se puede medir, se puede medir el bienestar social. Pienso que vivir como zombis felices en las saunas con 25º bajo cero en al exterior, no creo que dé la felicidad individual, sino colectiva, y la de un buen funcionamiento administrativo del Estado. La felicidad es, además de funcional, la vida familiar (que no tienen) y el ocio, o la diversión con  las costas españolas turísticas y buen clima. En Finlandia no tienen playas, ni campos del golf, ni salas de fiestas hasta altas horas.

El informe de la ONU no tiene en cuenta que apenas son 5´5 millones de habitantes y sin, prácticamente sin diversidad de razas autóctonas, con un territorio dividido en 19 regiones o provincias, prácticamente despoblada. Se habla finés y suecos dos idiomas prácticamente inútiles es un mundo globalizado, por ello todos necesitan aprender a conocer el inglés. Uno de sus valores es la confianza que los ciudadanos tienen en sus gobiernos.

 Quienes de verdad son acogidos son los refugiados de países en conflicto, les dan de todo pero esperan que los dos cabezas de familia trabajen.

La sauna causa de felicidad

Los baños en saunas son el lugar ideal para quitarte el frío, charlar, relajarse, hace negocios o incluso tomarse una copa, pero no tiene nada que ver con el sexo. Es un lugar para la limpieza física y mental.  El agua de los baños está a 37º por lo que al principio notaréis mucho calor, pero, pasados unos minutos la sensación desaparece y el cuerpo se adapta. Una experiencia relajante increíble, ideal para compartir con los demás. Esto parece que ha influido mucho en el ranking de felicidad. Pero si no eres finlandés lo tiene muy crudo vivir en Finlandia.

A los finlandeses también les gusta el sol, y su mayor sueño es comprarse una casa en la Costa del Sol en el sur España con el sol asegurado.

Alcoholismo y suicidios

Leo en El Observador de 9 de octubre de 2015, una noticia sobre el lado oscuro de Finlandia.

“El consumo excesivo de alcohol tiene múltiples manifestaciones, y ha sido detectado como su mal mayor, vinculado a más de la mitad de los casos de suicidio, homicidio y violencia de género; rankings mundiales que Finlandia encabeza o se mantiene año tras año entre los primeros puestos. En el año 2013 el número de suicidios en Finlandia se incrementó 5% en comparación al año anterior”.

Las causas se deben al clima, a la soledad y a la falta de sociabilidad o vía de escape (la gente no se preocupa por los demás) como es, por el contrario, el carácter de los hispanos o latinos mediterráneos.

Por un familiar mío que vive allí emigrado y casado con una finlandesa, que es natural de la soleada Axarquía de Málaga,  y enseña español en Helsinki, cuenta que lo pero que lleva es el duro invierno y la oscuridad, con más de 50 días al año de oscuridad total. El alcoholismo es la mayor lacra social y tiene altos índices de violencia de género y suicidios, además, Finlandia junto con los países Escandinavos son los mayores consumidores de antidepresivos, de acuerdo a cifras de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Beben Vodka, han empezado de beber vino, que tiene menor graduación.

El alcoholismo conlleva violencia doméstica y altas tasas de suicidios. También tienes altos índices de violencia de género. Por lo general, los finlandeses son tan individualistas que nunca denunciarían a la policía por una pelea en el ámbito familiar del vecino. El alcoholismo lleva a la soledad y al aislamiento social, además los grandes gastos sanitarios que conllevan las enfermedades como la cirrosis del hígado.

 En cierto grado también subsiste una cierta xenofobia en la población, sobre todo si eres árabe, aunque la xenofobia en el estado no existe, a todos los trata igual.

Otro problema son las armas

El “Instituto Graduado de estudios Internacionales” con base en Génova ha llevado a cabo el “Pequeño Estudio sobre las Armas 2007”, y el cual concluyó que en Finlandia hay 56 armas por cada 100 residentes. Es el país con más armas “per cápita”, la mayoría son armas de caza.

Si tomamos como referencia el estudio “per cápita”, sólo EEUU con 90 armas cada 100 habitantes, y Yemen con 61 por cada 100 van por delante de Finlandia.

Conclusión

Pienso, como he dicho antes, que la felicidad no se puede medir por las políticas sociales, sino por otros elementos como el clima, las libertades, la democracia y la renta. España está a punto de conseguir un estado de felicidad si no hubiera tanta corrupción, y los políticos nos dieran más confianza, porque nos dan poca. @mundiario

El mito de la felicidad en Finlandia, el país más feliz del mundo
Comentarios