Miércoles por la noche, camino a la prédica del padre Climent Abad

Túnel de la luz. /iai tv
Túnel de la luz. / iai tv

Sueños de libertad, como los de Rodolfo quien lucha por su paz, aunque las circunstancias de la vida, sigan empedrando su andar.

Miércoles por la noche, camino a la prédica del padre Climent Abad

Es miércoles por la noche y en los alrededores de la Parroquia San Agustín de Hipona, en Tibás, barriada al norte de la capital San José (Costa Rica), uno tras otro llegan presurosos buscando un espacio para “parquear” en las angostas calles del barrio, todos ayudados por Rodolfo el señor de las mil historias, que "chambea" con gesto amable en éste su territorio.  Una vez asegurado el auto, apuran el paso para llegar a tiempo a la prédica del padre Joaquín Climent Abad. 

Compartí con Rodolfo una larga plática en la esquina de acceso al templo, lo que me permitió observar a la gente, vi rostros serenos los más, otros cargados de ansiedad y anhelo, los menos con semblante de curiosidad y porque no, uno que otro con un dejo de incredulidad.  Los que ya disfrutan su libertad, van deseosos de entregar al Señor el fuego que arde en sus corazones, su canto, su oración, sus lágrimas llenas de amor.  Otros, llegan con ansias de encontrar respuestas y llevarse a casa la lámpara de luz buena, pegar un grito de liberación y romper las cadenas que los atan a situaciones adversas. 

Sueños de libertad, como los de Rodolfo, quien lucha por su paz, aunque las circunstancias de la vida, sigan empedrando su andar.  Me comentó que vio una señal en los dulces ojos de su nieta, es el Amigo Bueno sin duda quien no lo desampara, ni en los momentos más difíciles de su atribulada soledad, cuando más duro se le hace vivir.

Cuida tu vida y no te quedes solo en la expectativa como desojando una margarita, con sinceridad le dije, atrévete a romper las ataduras y a exorcizar esos demonios que la luz que irradia de los ojos de tu pequeña, vencerá.

Miércoles por la noche, camino a la prédica del padre Climent Abad
Comentarios