Buscar

MUNDIARIO

No hay medida que contenga la entrada del coronavirus en los aeropuertos

Para España el turismo tiene un peso del 12% en el PIB. La apertura de fronteras llegará con casos importados, que deberán localizar, aislar y cortar las cadenas de transmisión.

No hay medida que contenga la entrada del coronavirus en los aeropuertos
Aeropuerto de Madrid / @aeropuertoMAD
Aeropuerto de Madrid / @aeropuertoMAD

Maira Perozo

Periodista.

España abre sus fronteras más allá del espacio Schengen el 1 de julio. En Madrid han presionado al Gobierno central para procurar mecanismos de mayor control ante el ingreso de turistas por el aeropuerto de Barajas.

Pero, no hay nada que pueda doblegar la entrada del coronavirus y por ende agudizar los nuevos brotes en algunas comunidades españolas.


También te puede interesar

Crece la tensión en el sur de Italia por un brote de coronavirus entre los inmigrantes


Es la temporada de verano, y para España el turismo tiene un peso del 12% en el PIB, por ello la determinación ha sido abrir las fronteras junto a sus socios comunitarios, desde el pasado fin de semana, a todos los países de la zona Schengen y al Reino Unido.

Por otra parte, a partir del 1 de julio podrán ingresar turistas de otros que se consideren seguros. Será una decisión consensuada por los miembros de la Unión Europea, que están preparando una lista basada en criterios epidemiológicos.

El protocolo establece que los viajeros se someterán a tres requisitos: rellenar un formulario con datos tanto de salud, esto es si han tenido la enfermedad o padecen síntomas, como para su localización; además una “inspección visual” por parte de las autoridades sanitarias, cuyos criterios para detectar el coronavirus son una incógnita; y una medición de temperatura corporal mediante cámaras térmicas, una medida que tiene una efectividad muy baja, ya que solo detecta a personas con fiebre, un síntoma que no siempre se produce, que puede ser disimulado mediante antipiréticos y que da falsos positivos porque la fiebre puede ser por otras enfermedades.

El responsable del Centro de Alertas Sanitarias, Fernando Simón, ha manifestado en numerosas ocasiones su falta de confianza en este método. “Quizás puede ser disuasorio”.

En opinión de Helena Legido-Quigley, experta en sistemas de salud de la London School of Hygiene & Tropical Medicine, hay que determinar los países con los que habrá intercambio de viajeros; y es una tarea del Gobierno de acuerdo con sus socios europeos, ya que una vez que entran en la zona Schengen pueden circular con libertad por todo el territorio.

“Creo que no queda más remedio que abrir fronteras al turismo, y pienso que habría que hacerlo con los países que tienen una cantidad de casos similar o menor, pero no con los que tiene más”. Cita a manera de ejemplo, la decisión de España de permitir a ciudadanos británicos entrar sin mayores medidas preventivas: “allí están en más de mil positivos diarios, tienen cerrados los pubs y previsiblemente llegará a España mucha gente joven que irá precisamente a esos sitios".

En países asiáticos como China, tienen cerradas las fronteras a todos los no nacionales del país. Los que llegan tienen que hacerse pruebas y pasar cuarentena de 14 días, ya sea en casa o en instalaciones habilitadas al efecto, según la región.

En Singapur ocurre lo mismo, mantienen las fronteras cerradas y solo ha comenzado a destinar áreas de tránsito especiales en dos de sus terminales para pasajeros procedentes de Australia y Nueva Zelanda, aisladas del resto de pasajeros.  Corea del Sur también está cerrada al turismo, mientras que en Nueva Zelanda van a instalar corredores verdes con otros Estados que tengan una tasa de infección muy baja. Uno de ellos será previsiblemente Australia, de donde recibe la mayor parte del turismo. @mundiario