Maquillaje Terapéutico del Ramón y Cajal mejora la autoestima y calidad de vida del paciente

Salón de maquillaje.
Desde Maquillaje Terapéutico del Hospital público Ramón y Cajal se trata de ayudar a mejorar la calidad de vida de muchos pacientes con patologías cutáneas, a través del apoyo estético y psicológico.
Maquillaje Terapéutico del Ramón y Cajal mejora la autoestima y calidad de vida del paciente

Instalaciones de la Unidad de Maquillaje Corrector para pacientes del Hospital Ramón y Cajal

Virginia Olmedo, una buena amiga, me ha contado un proyecto que lleva realizándose desde mayo de 2008, una Unidad de Maquillaje Terapéutico, en el hospital donde ella trabaja. Ahora de nuevo es noticia porque una de las dos enfermeras que trabajan en esta Unidad ha leído una tesis doctoral Maquillaje terapéutico en personas con lesiones desfigurantesen la Universidad de Alcalá que ha realizado con los pacientes de esta unidad que han querido colaborar. La tesis demuestra que enseñar a cubrir las lesiones en la piel ayuda a mejorar la calidad de vida de los pacientes. Mejorar la calidad de vida en lesiones que son irreversibles y suponen complejos para los enfermos también es salud.

En la Unidad de Maquillaje Corrector trabajan un día por semana dos enfermeras del Servicio de Dermatología del Hospital Universitario Ramón y Cajal , Ángeles de la Riva, autora de la tesis doctoral, y Mayte Embid, y además  voluntarios de la Asociación Española Contra el Cáncer.

En la foto, en la Facultad de Medicina de la Universidad de Alcalá, la autora de la tesis en el centro, Ángeles de la Riva, junto a los directores de este trabajo académico, Pedro Jaén y Montserrat Fernández-Guarino.

Cuando abrieron esta unidad nadie sabía si iban a tener éxito o no. Con la incredulidad de muchos profesionales del hospital en el que se ubicó comenzaron su andadura. En estos años se han realizado 508 consultas (que están contabilizadas) hay más que no están registradas. En la unidad tratan de ayudar a mejorar la calidad de vida de muchos pacientes con patologías cutáneas, a través del apoyo estético y psicológico.

Hay pacientes cuyas patologías cutáneas son muy visibles e irreversibles, como discromías (diferencias de coloración), melasmas (manchas), vitíligo (despigmentación), nevus (lunares), acné, cuperosis (capilares enrojecidos), dermatitis atópica, quemaduras y cicatrices irreversibles o el propio deterioro físico al que llevan las enfermedades oncológicas.

En  este taller de maquillaje estas personas aprenden y en sólo tres sesiones a disimular las lesiones e imperfecciones de la piel que les provocan sus patologías, mejorando en gran medida con este aprendizaje su autoestima y calidad de vida. No hay más que ver la expresiones de sus rostros cuando se miran al espejo después de las sesiones, emociona…

Las instalaciones de la Unidad de Maquillaje Corrector para pacientes de Dermatología, de Cirugía Plástica y de Oncología se crearon en el año 2008 gracias a  un acuerdo entre la Fundación de Investigación Biosanitaria de este hospital público y la multinacional francesa L’Oreal, propietaria de la marca cosmética La Roche Posay, que cuenta con una gran experiencia en maquillaje corrector, y que suministra sus productos a esta Unidad de Maquillaje Corrector.

Cualquier paciente  de Dermatología, de Oncología o de Cirugía Plástica, de la Comunidad de Madrid puede acceder a la Unidad de Maquillaje Corrector.

Gracias a Virginia por contármelo, gracias a la enfermeras Ángeles y Mayte por su gran trabajo, y gracias a los voluntarios y voluntarias de la AECC.

Maquillaje Terapéutico del Ramón y Cajal mejora la autoestima y calidad de vida del paciente
Comentarios