José de Cora, escritor: 'La literatura es una sucesión lógica de creaciones'

José de Cora. / Mundiario
José de Cora. / Mundiario

Presenta el martes 15 en Oviedo su nueva novela, La navaja inglesa, cuya segunda presentación tendrá lugar el lunes 21 en Madrid (Bar Comercial / Glorieta de Bilbao, 19,15 horas).

José de Cora, escritor: 'La literatura es una sucesión lógica de creaciones'

El escritor y periodista José de Cora presenta el martes 15 en Oviedo su nueva novela, La navaja inglesa, cuya segunda presentación tendrá lugar el lunes 21 en Madrid (Bar Comercial / Glorieta de Bilbao, 19,15 horas). MUNDIARIO ha entrevistado al autor de La navaja inglesa, que es columnista de MUNDIARIO.

    _Entre sus obras destacan títulos como «Ideologías para un Rey», «Prensa clandestina antifranquista», «La enciclopedia morada», «Fascinación y misterio de ella»... ¿Qué tiene que ver «La navaja inglesa» con el resto de su obra?

    _Ahora, desde la distancia, me doy cuenta que he publicado dos tipos de libros. Los que me cita y otros similares son una extensión del periodismo; entrevistas, reportajes, crónicas, humor, encuestas, columnas convertidas en ensayo, etc. Otro grupo lo forman los de creación literaria. En ese sentido, «La navaja...» conecta con «Pecados manuais», «Letra de muller», «La verdadera historia del último inquisidor...», «Secuestro y fonda de Cela en Contamina».

    _El martes 15 es la primera presentación en Oviedo. ¿Por qué ha optado por Asturias? ¿Acaso por la princesa?

    _ No, ha sido la casualidad. Aunque bien mirado tiene mucho que ver con la novela, porque los príncipes de Asturias, Carlos de Borbón, el futuro Carlos IV, y su esposa María Luisa de Parma, son protagonistas principales en la historia que se cuenta. De modo que gracias a su pregunta, en Oviedo diré que fue por eso. 

    _Después se irá usted a Madrid, el lunes 21. ¿Con qué ojos mirará a la Cibeles?

    _A la Cibeles siempre la miro desde hace años en dos fases. Primero, para piropearla con un «¡Guapa!» como hacen los madrileños ilustrados, porque si no, se enfada. Y luego, con ánimo interrogante sobre el porqué de su presencia allí, sobre su deambular a lo ancho de la Tierra y sobre los misterios que su origen y sus cultos todavía suscitan. Tras la novela tengo más claras algunas preguntas, pero el misterio que la rodea permanece, e incluso se acrecienta.

    _¿Y Lugo?

    _Lugo es otro cúmulo de misterios sin resolver. Algunos están expuestos y explicados en «Mil preguntas sobre Lugo», que prolongo con una publicación inmediata titulada «Guía de Lugo. Visible e invisible». También me acerco a ella mediante la ficción, pues «La verdadera historia...» es una completa especulación sobre el Lugo esotérico. Es mi lugar de nacimiento y mi preocupación constante, ya sea histórica, literaria o periodística a través de El Progreso.

    _¿Por qué ha elegido a la catedrática Pilar González Serrano para que le acompañe en su presentación en Madrid?

    _Ella es una de las máximas especialistas mundiales sobre Cibeles, sino la primera. Nos conocimos hace años con motivo de un reportaje y ya entonces me cautivó por sus conocimientos en torno a la diosa, un tema del que estaba enganchado desde anteriores investigaciones realizadas con el arquitecto Carlos Sánchez Montaña. Es decir, que llovía sobre mojado. Ahora que nace la novela, me pareció que era darle una nueva oportunidad para que ilustre a los madrileños sobre su maravillosa fuente.

    _¿Siente tal vez predilección por el Negro Tomás, uno de sus personajes y protagonista del avance de su obra que ha publicado MUNDIARIO?

    _El Negro Tomás, que en realidad se llama Utubo, es un personaje singular del que estoy muy satisfecho, sin menosprecio de los otros. Se basa en dos cortesanos de origen africano a los que Carlos III aprecia tanto que les permite apellidarse Borbón. Éste de la novela es un amante formidable que satisface por igual a hombres y mujeres, además de realizar otros trabajos de muy diversa índole. Cuando lo escribo tengo en mente al actor Woody Strode, que encarna a Draba, el gladiador negro del «Espartaco» de Kubrick.

    _¿Existen realmente las confabulaciones?

    _Sí, muchas, a diario. En realidad son consustanciales con el hombre, aunque se ejercitan con mayor intensidad en la política y en las relaciones empresariales y comerciales. Tampoco tienen que ser necesariamente ilegales, ni nefastas. Aunque el diccionario de la RAE confiere a la palabra cierta tendencia a la fechoría, oficiales alemanes se confabularon para matar a Hitler y a todos nos da mucha pena que fracasasen.

    _¿Siempre fue usted más escritor que periodista?

    _No, ni mucho menos. He ejercido de periodista desde los 19 años todos los días de mi vida, y de escritor, en vacaciones, fines de semana y tiempos muertos.

    _¿Ve en mejor estado la literatura que el periodismo?

    _Para juzgar la literatura actual nos falta la perspectiva del tiempo. No sé cómo está porque desconozco todo lo que se publica. Solo puedo decir que me parece abundante. El periodismo vive tiempos convulsos, con modelos amenazados y modelos por definir. Sin embargo yo soy optimista porque creo que sea en el soporte que sea, el futuro periodismo tiene que mantener el mismo espíritu profesional y de rigor de los mejores tiempos. De lo contrario será otra cosa sin valor ninguno y por la que nadie pagará un duro. Y si se acaba el periodismo, al día siguiente se acaba el mundo. Por eso soy optimista. Estaremos hasta el final, o minutos antes del final.

    _¿En qué se inspira para escribir?

    _En las interrogaciones. En todo lo que no tenga una respuesta clara y lleve con la humanidad tres o más siglos.

    _¿Ha tomado ideas de otros autores?    

    _¡Hombre! Si digo que sí, me llamarán plagiario, y si digo que no, engreído. La literatura es una sucesión lógica de creaciones. Los nuevos libros se pueden escribir porque hubo otros anteriores, pero eso no quiere decir que se les arranquen las ideas con pico y pala. 

    _¿Le gusta el cóctel literario?

    _No sé muy bien qué es, pero me imagino que no.

    _¿Qué será lo próximo que tiene pensado escribir?

    _Suelo tener dos o tres proyectos abiertos. Unos crecen y llegan a libros, otros se quedan en cuentos o artículos, y otros mueren. El que está más crecidito vuela por mundos fantásticos. 

    _Por cierto, ¿qué tal concilia usted con la televisión?

    _Estupendamente bien. He creado más de veinte programas, quince series documentales y algún que otro dramático. Así que ya me dirá.

    _A partir de ahora confiamos en tenerlo muy presente con sus columnas en MUNDIARIO. ¿Qué pueden esperar sus lectores?

    _Humor, sentido común, correcto castellano -o gallego, si me deja José Luis Gómez-, y cualquier otra cosa que no tenga nada que ver ni con el pensamiento mayoritario, lo políticamente correcto y los indignados, ni con la sopa boba.

José de Cora, escritor: 'La literatura es una sucesión lógica de creaciones'
Comentarios