Buscar

MUNDIARIO

Italia se blinda y endurece medidas contra el ocio nocturno

La edad promedio de los positivos ha pasado a estar por debajo del umbral de los 40 años y el 50% de las infecciones afectan a personas de entre 20 y 50 años. De ese grupo, el 10% son menores de 19 años.

Italia se blinda y endurece medidas contra el ocio nocturno
Persos con mascarilla en Italia. / Mundiario
Persos con mascarilla en Italia. / Mundiario

Maira Perozo

Periodista.

Ante el repunte de los casos de coronavirus Italia se blinda reforzando las medidas contra el ocio nocturno. El Ministerio del Interior italiano y los presidentes de región del país han forzado la vigilancia para que acaten el llamado a las normas anticoronavirus.

Sobre todo preocupa, el repunte de los contagios que este domingo  fue de 463 nuevos casos frente a un número de pruebas inferior al habitual, alrededor de 37.000.


Quizá te pueda interesar

Se disparan las hospitalizaciones en España tras el repunte de brotes de coronavirus


La medida se despliega de manera especial en los lugares de ocio donde se concentran los jóvenes; al mismo tiempo se prohibirán las fiestas y hogueras en las playas ante la semana con más afluencia del verano.

Asimismo, el Gobierno llama la atención porque la edad promedio de los positivos ha pasado a estar por debajo del umbral de los 40 años y el 50% de las infecciones afectan a personas de entre 20 y 50 años. De ese grupo, el 10% son menores de 19 años.

En esa línea, este fin de semana el Ministerio del Interior, ha cerrado un centenar de locales de ocio por incumplimiento de las disposiciones anticovid, en comparación con 18 en toda la semana anterior. Por otra parte, el gobierno ha prohibido realizar hogueras con motivo de la noche de San Lorenzo, este lunes, y se sigue manteniendo hasta el 7 de septiembre la obligación de llevar mascarillas en los lugares cerrados y guardar un metro de distancia entre las personas.

En Italia solo se permite la apertura de discotecas al aire libre, pero algunas regiones han decido saltarse la norma y se ha permitido la apertura de algunos locales. Por su parte, el alcalde de Ragussa, en Sicilia, Peppe Cassì, explicó que se utilizarán voluntarios y miembros de la protección civil para controlar la vida nocturna de la localidad. A la suma de calamidad, otro de los problemas son los brotes que se producen con origen en personas que llegan desde el exterior, sobre todo de los lugares de vacaciones.

Por ello, el presidente de la región del Lazio, Nicola Zingaretti, explicó que se está pensando realizar pruebas obligatorias para quienes lleguen de naciones con alta incidencia de covid-19, aunque no especificó a qué países se refería. @mundiario