La ironía de los corredores humanitarios que dirigen a Rusia

Ucranianos. / RR SS.
Ucranianos. / RR SS.

El Gobierno ucraniano de Volodímir Zelenski, ha rechazado que las líneas de evacuación de los civiles en medio de la guerra, conduzcan finalmente a Rusia.

La ironía de los corredores humanitarios que dirigen a Rusia

Ante las vías de evacuación de los millones de civiles afectados, que Rusia ha propuesto este lunes, el Gobierno ucraniano ha cuestionado que los corredores humanitarios para escapar del asedio ruso, tengan como finalidad que los ciudadanos ucranianos se hospeden “temporalmente” en Rusia.

Así lo ha afirmado la viceprimera ministra de Ucrania, Iryna Vereschuk, quien cuestionó que las rutas humanitarias planteadas por Rusia para las ciudades de Jarkov, Kiev, Mariupol y Sumi, terminen todas con caminatas, traslados aéreos o ferroviarios a Bielorrusia y Rusia.

La funcionaria calificó de “inmoral” e “inaceptable” esa proposición de Rusia, que continúa asediando las principales ciudades de Ucrania, mientras que más de 1.700 millones de desplazados han llegado ya a las fronteras con Polonia, Rumanía, Moldavia, Hungría y Eslovaquia; la frontera occidental y punto de entrada de los refugiados a la Unión Europea.

Corredores con destino ruso

El Ministerio de Defensa ruso ha propuesto la apertura de seis corredores humanitarios los cuales, presuntamente, ya habrían sido informados “con detalle y antelación” a la parte ucraniana. Asimismo, alegan que han hecho la notificación a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), a la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) y al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

Las rutas de escape son variadas, pero todos los caminos conducen a territorio ruso. Uno de los más polémicos ha sido una apertura desde la capital, Kiev que pasaría por Gostomel y Chernóbil, hasta llegar a Bielorrusia, desde donde los desplazados saldrían vía aérea hasta Rusia.

Desde la ciudad sureña de Mariúpol, donde hay al menos 300.000 ciudadanos atrapados aún en medio del asedio ruso, se ofrecen dos rutas de salida. La primera comprendería un camino directo a Rostov del Don, en Rusia, para después “por transporte aéreo, ferroviario y por carretera” llevar a los desplazados a diferentes centros de alojamiento temporal que Rusia financiaría. La segunda conduce hasta Mangush, en la cuenca del territorio separatista del Donetsk.

Mientras que en Jarkóv, la ruta comprendería en un convoy humanitario hasta el óblast ruso (provincia) de Belgorod, desde donde también se repartirían varios refugiados por centros de atención en todo el país. Desde Sumi también acudirían hasta Belgorod, aunque el otro corredor humanitario llevaría hacia Poltava y después a Rusia.

‘Cinismo moral y político’

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, denunció el “cinismo moral y político” de su homólogo ruso, Vladimir Putin, ante la propuesta de corredores humanitarios. “Nada de esto es serio. Es de un cinismo moral y político que me parece insoportable”, ha dicho el jefe de Estado del país galo. “No sólo son corredores, que están inmediatamente amenazados, es este discurso hipócrita que consiste en decir: ‘Vamos a proteger a la gente y llevarlos a Rusia’”, denunció Macron.

Vereshchuk, también ministra para la Reintegración de los Territorios Temporalmente Ocupados, denunció junto a otros portavoces del Gobierno, que los ucranianos no deberían ser enviados a Rusia, sino que merecen ser trasladados a territorios seguros dentro de la propia Ucrania, o en su defecto de los aliados de Occidente.

“En dos ocasiones los rusos bloquearon la apertura de los corredores humanitarios bombardeando la ruta de los convoyes”, explicó a través de su canal de Telegram. “Ahora los rusos dicen que pueden abrir los corredores, pero quieren que los civiles se vayan al territorio ruso, lo cual es absurdo, cínico e inaceptable”, añadió la ministra. @mundiario

La ironía de los corredores humanitarios que dirigen a Rusia
Comentarios