Buscar

MUNDIARIO

Investigadores localizan casi 4 toneladas de plástico entre las islas de Mallorca y Menorca

Los expertos han adelantado que la situación podría llegar a ser extrema si el plástico se introduce en la cadena alimentaria y llega hasta el consumo humano.

Investigadores localizan casi 4 toneladas de plástico entre las islas de Mallorca y Menorca
Plástico en el mar. / RR SS
Plástico en el mar. / RR SS

Firma

Ibed Méndez

Ibed Méndez

La autora, IBED MÉNDEZ, es licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual. Escribe en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Política & Economía y la edición AMÉRICA. @mundiario

752 millones de partículas de plástico flotan en el mar que separa las islas de Mallorca y Menorca. Un equipo de investigadores del Centre d’Estudis Avançats de Blanes (CEAB), en colaboración con otras entidades científicas locales, ha detectado la cantidad que corresponde a 3,7 toneladas de pequeñas partículas concentradas a lo largo de los 36 kilómetros.

Quizás también te interese:

 

El informe expone que esta masa contaminante no incluye objetos grandes, ya que se trata, en su mayoría, de pequeños fragmentos no superiores a los 5mm. 

Los resultados del estudio, publicado en la revista Environmental Pollution, son realmente alarmantes: los científicos han demostrado que el plástico recogido por kilómetro cuadrado supone unas 220.000 partículas, es decir, alrededor de 1,1 kilos de del material.

“A pesar de que hay partículas ya fabricadas con estos tamaños, los microplásticos encontrados procedían principalmente de la fragmentación de plásticos de mayores dimensiones y que, una vez que este tipo de partículas entran en los ecosistemas marinos, son transportados por las corrientes marinas superficiales y el viento”, ha explicado el autor principal del estudio, Luis F. Ruiz-Orejón.

La situación ha encendido las alertas, sobre todo porque el Canal de Menorca posee un alto valor ecológico y ambiental, con unas 16.000 especies diferentes.

Y algo más: el panorama representa una amenaza, ya que los ecosistemas marinos se introducen en la cadena alimentaria y en algún momento llegan al consumo humano. @mundiario