Hacer las cosas con amor mejora nuestra calidad de vida y nuestras relaciones

image4
Libérate de las formas como el agua. / Lisbeth León

Nuestra vida gira en torno a nuestras acciones y decisiones que tomamos en base a nuestras necesidades y sentimientos. Muchas veces actuamos sin detenernos a pensar que el amor genera amor y esto genera poder vital. 

Hacer las cosas con amor mejora nuestra calidad de vida y nuestras relaciones

Cada una de estas palabras las vivo, las siento y las visualizo en lo que será mi vida y el resto de mis días. Creo que cada uno de nosotros quiere, en algún momento de su vida, plasmar todo el amor que siente en alguna cosa, alguna persona, algún proyecto personal o simplemente en cada mañana al despertar. Volar, soñar, atreverse, salir de nuestra zona de confort, es algo que siempre va de la mano con las dudas, miedos y tropiezos que podamos experimentar durante el proceso, pero sin embargo, a pesar de toda esa incertidumbre, la cual vivimos día tras día, tengo la certeza de que lo que se hace con amor, tiene siempre un valor añadido y significativo para un ansiado resultado.

No basta con pensar positivo o mantenernos en sintonía con ciertos parámetros que rigen nuestra conducta hacia el buen camino, el del éxito. Va más allá, es algo que colinda con nuestro ser, con la fuerza de nuestra alma, esa que por momentos se eleva cuando tiene cerca a un alma igual, va relacionado a nuestro interior, al que escuchamos cuando algo no está bien, va en función de crear un estado maravilloso de bienestar que nos incite a imaginar y dibujar nuestro mundo exterior.

El poder, no es tener el control de todo, el poder, es tener el control y a pesar de ello doblegarnos

Hacer cada cosa con amor, con un extra de sabor, de dulzura, de picante, de emoción, distrae al pensamiento de las vanidades, de lo irreal, de lo imposible y convierte todo sueño, todo propósito, en algo factible, tangible y entendible en nuestra mente, porque basta con que habite allí para que salga a explorar todo un universo majestuoso de posibilidades que fluyen allí afuera. ¿Que esperas para dejarte llevar? Para soltarte y liberarte. Hay mucho camino por delante y hay mucho que dejar atrás. Las cosas inesperadas llegan en su momento, en ese cuando no se esperan, por algo son inesperadas. Mientras, te invito a vivir, a respirar con cada partícula de tu ser este momento, tu momento. Recordemos que un minuto de vida, sigue siendo vida y que no se desperdicia aquel en donde se sonríe y somos nosotros mismos.

Te invito y me invito a ser, a saciarnos de todo lo que nos produzca placer, a no fingir, a emocionarnos por cada capítulo en nuestras vidas, a conocer la calle, donde vive el prójimo, ese al que solemos ver tan lejano. A asomarnos por esa ventana, no para que nos libere, sino para que nos de la brisa. Podemos emprender un camino de aventuras o podemos decidir quedarnos dentro de nosotros, donde nadie conozca quiénes somos y lo que vinimos a dejar en este paso mortal. 

Hacer las cosas con amor mejora nuestra calidad de vida y nuestras relaciones
Comentarios