El fomento de la lectura entre los niños es fundamental para su desarrollo

Una niña hace los deberes. / necesitodetodos.org
Una niña hace los deberes. / necesitodetodos.org

... pero sigue siendo la asignatura pendiente  para el próximo curso, porque lo único importante es la rutina del conocimiento, advierte este autor en un nuevo artículo para MUNDIARIO.

El fomento de la lectura entre los niños es fundamental para su desarrollo

Los niños tienen ante si sus merecidas vacaciones y, también,  demasiado tiempo libre durante los próximos meses. Los padres se ocupan de que el ocio de sus hijos no se convierta en ausencia de actividad, sino en ocupación reposada y divertida. Pero echo en falta, en los llamados “campamentos de verano”, actividades como talleres de lectura, teatrales o simples juegos de vocabulario, a través de  los que los niños puedan descubrir el encanto del lenguaje y su importancia en el aprendizaje y en el desarrollo de su vida de adolescentes y adultos. En esta misma línea mixta de diversión-aprendizaje se encontraría la olvidada y anticuada declamación.

Una sencilla forma de introducirlos en este  maravilloso mundo, es la lectura compartida, en la que niños y adultos se reparten los papeles de narrador y personajes del texto seleccionado. Así, el niño adquiere soltura en la expresión, ensaya la entonación adecuada a cada pasaje, vive la fantasía del argumento y, además, comparte cariño y tiempo con el adulto.

El comienzo sería la adecuada selección del libro, con ayuda de un adulto,  en la que debe considerarse: tema, dimensión, atractivo visual, tipo y tamaño de la letra, lenguaje adecuado a la edad, por ejemplo.

Leer supone cumplir un determinado ritual en cuanto a momento, ambiente y lugar; sin imposiciones de horarios o número de libros, sin  castigos ni premios. Es fundamental acostumbrarlos a que pregunten el significado de las palabras que no conozcan e introducirlos en el uso del diccionario.

En la lectura compartida el adulto pondrá énfasis en los signos de puntuación y en los diferentes pasajes, que el niño emulará sin duda, aunque siempre existirá la posibilidad de corregir y repetir.

Finalmente, deben aprender a resumir el contenido, seleccionar  personajes y obtener una enseñanza, una conclusión.

De la lectura compartida en voz alta, el adolescente pasará, sin darse cuenta,  a la lectura reposada, en silencio, en soledad, y aprenderá a reflexionar sobre los contenidos.

Estamos de acuerdo en la importancia de la lectura para el conocimiento, adquirir riqueza expresiva y comunicativa, analizar, sintetizar y obtener conclusiones, fomentar la memoria y tantas otras cosas; Sin embargo, sigue siendo la asignatura pendiente para el próximo curso.

Un ciudadano leído es un ciudadano capaz de analizar, criticar, concluir, decidir y, sobre todo,  actuar con criterio y ahuyentar el engaño.

El fomento de la lectura entre los niños es fundamental para su desarrollo
Comentarios