Los fieles planean represalias por el apuñalamiento de un obispo en Sídney

Agresión contra el obispo ortodoxo Mar Mari Emmanuel. / RR.SS.
Agresión contra el obispo ortodoxo Mar Mari Emmanuel. / RR.SS.

Una turba enardecida exigió “ojo por ojo”, arrojando ladrillos y botellas a los agentes que custodiaban al agresor, buscaban tomar venganza con manos propias.

Los fieles planean represalias por el apuñalamiento de un obispo en Sídney

Un adolescente de 16 años ha sido acusado de apuñalar a un obispo y a un sacerdote durante un servicio religioso en la Iglesia ortodoxa asiria del Cristo Buen Pastor el lunes. Este incidente, el segundo ataque con arma blanca en la ciudad en pocos días, ha generado conmoción y tensión entre los ciudadanos, llevando a un enfrentamiento entre los fieles y la policía.

El hecho ocurrió durante una misa transmitida por internet por la noche, cuando el joven agresor presuntamente atacó al obispo ortodoxo Mar Mari Emmanuel y al sacerdote Isaac Royel. La rápida reacción de la congregación logró neutralizar al agresor, quien luego fue detenido por las autoridades.

Las imágenes del ataque se difundieron rápidamente en las redes sociales, generando indignación en la comunidad. Una multitud enfurecida se congregó frente a la iglesia exigiendo venganza, lo que derivó en disturbios que se prolongaron durante varias horas. Los enfrentamientos con la policía dejaron a varias personas heridas y requiriendo atención médica,incluyendo agentes.

Ante esta situación, la iglesia emitió un comunicado instando a la calma y denunciando cualquier forma de represalia. Sin embargo, se han reportado mensajes de texto circulando en la comunidad asiria que incitan a tomar medidas violentas contra musulmanes, lo que ha aumentado la preocupación de las autoridades y líderes comunitarios.

El primer ministro Anthony Albanese hizo un llamado a la población para que no tome la justicia por su mano, reconociendo la angustia y la preocupación existentes en la comunidad. Mientras tanto, la comisaria de la policía de Nueva Gales del Sur, Karen Webb, declaró el ataque en la iglesia como un incidente terrorista, aunque no se ha confirmado el motivo exacto detrás del mismo.

“Creemos que hay elementos que se satisfacen en términos de extremismo religiosos y, `por supuesto, intimidación de la población a través de los actos de esa persona, al acudir a la iglesia, mientras se estaba emitiendo en vivo, intimidar no solo a los feligreses presentes sino a los que estaban viendo por internet y, posteriormente, las personas que acudieron al exterior de la iglesia y los disturbios que se registraron”, explicó Webb.

Las autoridades, incluyendo la Organización Australiana de Inteligencia y Seguridad y la policía federal, están llevando a cabo una exhaustiva investigación para determinar las circunstancias del ataque y posibles implicados adicionales. La tensión sigue en aumento en la comunidad mientras se espera el desarrollo de los acontecimientos y se busca garantizar la seguridad de todos los ciudadanos. @mundiario

Comentarios