La farmacia magistral es una alternativa viable a la crisis del sector

Farmacia Magistral, una alternativa viable a la crisis del sector
Farmacia magistral, una alternativa viable a la crisis del sector.

En Argentina, la farmacia magistral se ha transformado en una deuda pendiente, que de ser subsanada podría traer beneficios a un sector que atraviesa una enorme crisis.

La farmacia magistral es una alternativa viable a la crisis del sector

En Argentina, la farmacia magistral se ha transformado en una deuda pendiente, que de ser subsanada podría traer beneficios a un sector que atraviesa una enorme crisis.

En Argentina, la Farmacia Magistral es aún desarrollada por una parte del sector farmacéutico; sin embargo, esta tarea que tan imprescindible se tornaba en otras épocas, en la actualidad está muy devaluada. En esta poca valoración se incluye el hecho de que existen normativas legales poco adecuadas para tal desempeño profesional, significando un bache enorme que debe ser resuelto.

Como consecuencia de esta “deuda pendiente” el farmacéutico Rubén Sajem, Presidente de la Sección de Farmacia, del Colegio Oficial de Farmacéuticos y Bioquímicos de la Capital Federal, expresa que “llegó el momento de poner en su justo valor la capacidad de los farmacéuticos preparadores, y de protegerlos con normativas legales adecuadas”, poniendo especial énfasis en que “la dirigencia farmacéutica argentina tiene la oportunidad de trabajar mancomunadamente en el tema e intentar lograr avances a partir de lo que se ha hecho”.

Uno de los progresos ha sido el desarrollo reciente de las “Buenas Prácticas para la elaboración en farmacias”, que es fundamental para el reconocimiento del trabajo, dando garantías de lo que se elabora. No obstante, estas deben ser establecidas como normativas legales actualizadas, que son muy necesarias para el correcto accionar del farmacéutico, y que no terminen transformando una incumbencia en una actividad sujeta a sanciones. Actualmente, la legislación presenta zonas grises o baches que dan lugar a más de una interpretación, no permitiendo el adecuado desenvolvimiento profesional. Por citar un ejemplo, la ley nacional dice (Art. 30) que las farmacias no podrán tener en existencia fórmulas magistrales previamente confeccionadas, esto hace que la farmacia no pueda tener productos de “preparación intermedios”, que posibilitarían obtener un producto terminado en forma más rápida, correcta y económica para el paciente.

A nivel internacional, España tiene su Formulario Nacional con reconocimiento legal, cuya primera edición data del año 2003; sin embargo, en nuestro país esto es una materia pendiente a pesar que muchas fórmulas se han desarrollado por años, y se encuentran recopiladas en distintos códex y formularios elaborados en algunas provincias y distritos (Córdoba, Buenos Aires, CABA), y algunos han alcanzado, recientemente, reconocimiento legal. En la actualidad,  esta asignatura se circunscribe, básicamente, en lograr la actualización del marco legal para la preparación en farmacias, que permita desarrollar plenamente esta incumbencia, definiéndose con una  Ley de peso nacional.

En este anhelo plural debe hacer hincapié la dirigencia farmacéutica del país con el objeto de revalorizar la preparación de medicamentos en farmacias como una incumbencia esencial e irrenunciable de los farmacéuticos. De este modo nuestra profesión se ampliaría y nuestras incumbencias se complementarían. Promover la preparación en farmacias, con el marco legal adecuado, permitirá que se desarrolle una posibilidad laboral, mejorando los honorarios para los farmacéuticos y posibilitando el aumento de la alicaída rentabilidad de las farmacias.

---

Fuente: Farm. Rubén Sajem - Presidente Sección de Farmacéuticos / Colegio Oficial de Farmacéuticos y Bioquímicos de la Capital Federal (COFyBCF).

La farmacia magistral es una alternativa viable a la crisis del sector
Comentarios