Buscar

MUNDIARIO

Un estudio revela que la edad de los hombres condiciona el éxito de la fecundación in vitro

La cuestión es sencilla: a mayor edad en el varón, menores son las probabilidades de lograr una fecundación in vitro exitosa.

Un estudio revela que la edad de los hombres condiciona el éxito de la fecundación in vitro
Fecundación in vitro. / RR SS
Fecundación in vitro. / RR SS

Firma

Ibed Méndez

Ibed Méndez

La autora, IBED MÉNDEZ, es licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual. Escribe en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Política & Economía y la edición AMÉRICA. @mundiario

El reloj biológico también corre para los caballeros. Así lo ha dejado claro un estudio que revela que la edad de los hombres determina el éxito de la fecundación in vitro. 

Quizás también te interese: 

 

La investigación, firmada por el Centro Médico Beth Israel Deaconess y la Escuela de Medicina de Harvard, sostiene que tanto la edad del hombre como de la mujer importan a la hora someterse a este proceso de gestación.

En esa línea, los expertos destacan que la reserva ovárica de la mujer comienza a descender a partir de los 35 años, lo cual  disminuye por tanto las probabilidades de embarazo. 

Pero… ¿qué ocurre en el caso de los hombres? Las conclusiones son contundentes: la edad de la pareja masculina determina en gran medida el éxito para el embarazo y se hace menor cuanto mayor es él. 

"Nuestro estudio ha encontrado que la edad del hombre es un factor independiente en la incidencia acumulada de los nacidos vivos tras un tratamiento de fecundación in vitro", asegura en el informe presentado por la doctora Laura Dodge.

Para demostrar esta teoría, los científicos estudiaron 19.000 tratamientos elaborados en 7.753 parejas y los casos fueron divididos en cuatro supuestos: mujeres menores de 30 años; entre 30 y 35 años; entre 35 y 40; y mayores de 40 años. 

Los hombres fueron divididos en los mismos grupos por edades, pero a estos se les sumó una nueva división: aquellos que tenían 42 años o más. 

Los resultados demostraron que los tratamientos más exitosos fueron aquellos en cuyas parejas la mujer se situaba en la franja de los 40-42 años, independientemente de la edad que tuviera el hombre. 

Pero sin duda lo que más ha llamado la atención es en el resto de los grupos, la incidencia de niños nacidos vivos se vio afectada significativamente por la edad de la pareja masculina. 

Por ejemplo: aquellas parejas donde las mujeres eran menores de 30 años y el hombre tenía entre 40 y 42 años, la probabilidad de éxito fue de un 46%, mientras que si el hombre se situaba entre los 30 y 35 años, la posibilidad de tener un bebé aumentaba hasta el 73%.

"En general no se ve ningún cambio cuando las mujeres tienen un compañero masculino de la misma edad o más joven. En cambio, cuando la mujer tiene entre 35 y 40 años es más beneficioso para el éxito del tratamiento que el hombre sea menor de 30 años", expone el análisis.
En el caso de los embarazos por métodos naturales ocurre algo similar: cuanto mayor es el hombre, menos son las probabilidades de que la mujer quede embarazada. 

La explicación de este fenómeno podría estar relacionada con un menor conteo de espermatozoides y una menor calidad de los mismos, sumado al aumento en la fragmentación del ADN.

"Se han observado alteraciones en los parámetros del semen, aumento del daño del ADN en los espermatozoides y alteraciones epigenéticas en el esperma que afectan a la fertilización, la implantación o el desarrollo del embrión", concluyen los expertos. @mundiario