Estereotipos, clichés, incultura, estupidez: ¡llamadle cómo queráis!

Estereotipos, clichés y niñeras. / Maribel Zamudio
Estereotipos, clichés y niñeras. / Maribel Zamudio

Casi toda una generación de hijos y nietos de inmigrantes españoles en Francia no hablan  español, a pesar de apellidarse Estévez, Roca o López…

Estereotipos, clichés, incultura, estupidez: ¡llamadle cómo queráis!

Casi toda una generación de hijos y nietos de inmigrantes españoles en Francia no hablan español a pesar de apellidarse Estévez, Roca o López…

 

¡Es qué no puedo más! ¡Por Dios! Como dice Mafalda: ¡parad el mundo que me bajo! Estereotipos, clichés, generalizaciones, incultura, estupidez ¡llamadle como queráis! En los días en que uno está un poco decaído y con morriña, resulta insoportable.

¿Es qué a las señoras, señoritas, o señoronas, made in France no les entra en la cabeza que las españolas que vivimos en Francia podamos ser otra cosa que porteras, niñeras o cocineras de paella? Con todos mis respetos para las porteras, niñeras y cocineras de paella, que seguro que se ganan la vida más dignamente que muchas de las que hacen estos comentarios.

No me ofende que piensen que lo soy, lo que me molesta es que den por hecho que lo soy, solo por hablar español, como si no hubiese niñeras, porteras y cocineras francesas. Una se pregunta si es qué no lo ven, o qué no les interesa verlo…, o bien, lo hacen a propósito con la única intención de ofender, o para marcar el terreno, no vaya a ser que a sus amigos les den por encontrarnos más simpáticas que a ellas... "¡Pero que acento más graciosooooo!" “¡Cómo el de Penélope Cruz!"

Un día más, como tantos otros, ahí estaba yo esperando a mi hija en la puerta del conservatorio. No es pasión de madre, pero tengo una hija guapísima, además de un fenómeno al piano, con una elegancia innata que le ha dado Dios, la madre naturaleza y yo misma aunque no se parezca a mí. ¡Y claro! tanto talento y belleza solo puede proceder de la madre patria. Pues eso, ahí estaba yo por enésima vez y pasa «Madame nariz pegada al techo», para responder a su hija que quería quedarse con la mía: "¡Mamá me quedo con María y su mamá, que es muy simpática!". La madre responde, también por enésima vez: "Esa no es la mamá cherie es la nou-nou (niñera en francés), ¡qué ya te lo he dicho un montón de veces, no ves que habla espagggnol!".

Empiezo a entender el porqué de toda una generación de hijos y nietos de inmigrantes españoles en Francia, sin saber hablar español a pesar de apellidarse Estévez, Roca o López… 

Estereotipos, clichés, incultura, estupidez: ¡llamadle cómo queráis!
Comentarios