Del diario erótico de Obdulio

Boticelli, El Nacimiento de Venus I artble.com
Boticelli, El Nacimiento de Venus / artble.com

El Obdu se auto-proclama como "el máximo abanderado del erotismo miamense" y esta página de su diario es muestra fehaciente del por qué. 

Del diario erótico de Obdulio

De acuerdo con mi amigo Obdulio, Miami es una ciudad muy erótica. Quizás no tanto como Río, Ámsterdam o París, pero la Capital del Sol tiene lo suyo. Según el Obdu, el erotismo miamense está definido por la mezcla de nacionalidades, el calor del trópico y la playa, elementos que conforman un cocktail con alta carga explosiva.  

Mi amigo viene a verme esta tarde con un grueso libro bajo el brazo. Enseguida me pica la curiosidad, pero me pongo caladryl y se me alivia la picazón. Entonces le pregunto:

-Obdu, ¿y ese libro?

-Es mi Diario Erótico.

-¡Que interesante! ¿Y qué escribes en él?

-Pues… mis sueños eróticos, por supuesto. 

-¡Ah…! ¿Y para qué lo traes?

-Quiero compartir mis experiencias con los fans.

-Mmm… ¿Y tú crees que les interesen?

-¡Por supuesto! A todo el mundo le gusta el erotismo.

-Si tú lo dices…

-Este fue un sueño que tuve anoche. Está calientico, recién salido del horno. Voy pa ti:

“Llegó caminando con un contoneo que me entrecortó la respiración. La miré y me devolvió la mirada sin un ápice de vergüenza. Recorrí sus curvas de vértigo por encima de su ceñida indumentaria y me deleité con cada uno de sus recodos. De pronto se detuvo frente a mí y me dedicó una sonrisa maliciosa, medio enigmática, casi giocóndica. Se mordió ligeramente el labio inferior y, sin darme tiempo a pensar, comenzó a desvestirse. Me quedé petrificado. En unos segundos se despojó de todas sus prendas, excepto los altos zapatos de tacón.  Me volvió a mirar, esta vez desafiante. Entonces se me acercó a paso lento y, cuando estuvo junto a mí, me susurró al oído:

“-Soy… ¡la verdad desnuda!”

No están mal los sueños del Obdu, ¿verdad? @mundiario

Del diario erótico de Obdulio
Comentarios