La Comisión Europea refuerza la seguridad de sus fronteras y afectará a cerca de 40 millones de viajeros

Control de migraciones en un aeropuerto. / FB
Control de migraciones en un aeropuerto. / FB

En 2020 quedará plenamente establecido el Sistema Europeo de Información y Autorización de Viajes (ETIAS) para reforzar los controles de seguridad de los viajeros exentos de visado, similar a la ESTA de EE UU.

La Comisión Europea refuerza la seguridad de sus fronteras y afectará a cerca de 40 millones de viajeros

La Unión Europea comienza a poner en práctica las medidas de actuación que quedaron plasmadas en la Hoja de Ruta de Bratislava el pasado mes de septiembre. Así, esta semana la Comisión Europea (CE) ha propuesto establecer un Sistema Europeo de Información y Autorización de Viajes (ETIAS) para reforzar los controles de seguridad de los viajeros exentos de visado.

«La seguridad de nuestras fronteras y la protección de nuestros ciudadanos son nuestra prioridad absoluta. El ETIAS subsanará una carencia de información al cruzar los datos de los solicitantes exentos de visado con los de todos nuestros demás sistemas. Al mismo tiempo, el futuro ETIAS será sencillo, rápido, barato y eficaz.», declaró el vicepresidente primero de la CE, Frans Timmermans.

Con este anuncio de creación del Sistema Europeo de Información y de Autorización de Viajes (ETIAS, según sus siglas en inglés), la Unión Europea empezará a contar en 2020 (primero deben aprobarlo el Consejo Europeo y el Parlamento y después habrá que aplicar las reformas técnicas necesarias para activarlo) con un sistema similar al ESTA que rige en EE UU. Este implicará que todos los visitantes que hoy no requieren visa deberán llenar un formulario online con todos sus datos y pagar €5 para poder ingresar a la zona Schengen.

¿Qué es la zona Schengen?

El espacio Schengen es el área que comprende a 26 países europeos que no cuentan con controles fronterizos en las fronteras comunes. Este espacio fue creado en 1985 y comenzó a funcionar en 1995, suprimiendo así las fronteras comunes entre los países integrantes y establecer controles comunes en las fronteras exteriores de esos países.

El espacio incluye actualmente a Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Holanda, Hungría, Islandia, Italia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Noruega, Polonia, Portugal, República Checa, República Eslovaca, Suecia y Suiza.

Bulgaria, Chipre, Croacia y Rumania están fuera, pero tienen la obligación de unirse en el corto plazo.

Los dos países que no participan de la zona ni tienen obligación de unirse -por lo tanto, las medidas presentadas ante la UE respecto de la zona no aplican para ellos- son Reino Unido e Irlanda. 

En la práctica, la zona Schengen funciona en términos migratorios como un solo país, con una política común de visados.

¿Cómo deberá realizarse el trámite de la ETIAS?

Al igual que la ESTA para EE UU, el trámite se realizará en línea, rellenando un cuestionario de 27 preguntas sobre datos personales, documento de viaje, nacionalidad, riesgos de salud, condenas criminales e información de inmigración previa.

En la amplia mayoría de los casos, la autorización se concederá en cuestión de minutos. Dicha autorización, cuyo formulario podrá rellenarse en no más de diez minutos y que solo requiere un documento de viaje válido, tendrá una validez de cinco años y podrá utilizarse para múltiples viajes. Los solicitantes mayores de 18 años solo deberán abonar una tasa de solicitud de 5€.

El requerimiento afectará a quienes actualmente no requieren visado, es decir, entre 30 y 40 millones de viajeros al año (por ejemplo los estadounidenses).

De los países latinoamericanos sólo Bolivia, Cuba y Ecuador requieren actualmente la tramitación de visa para ingresar a la zona Schengen, el resto deberán sacar online la ETIAS.

Para el resto (por ejemplo los turcos o los rusos), seguirá funcionando el visado, que implica más trámites y controles que el nuevo documento europeo, de nombre ETIAS.

Por qué este sistema

El comisario de Migración y Asuntos de Interior de la Comisión Europea, Dimitris Avramopoulos, ha afirmado: «El ETIAS es el eslabón que faltaba en nuestra gestión de fronteras, pues completa los vínculos entre nuestras políticas de migración y seguridad y mejora las condiciones de entrada en el espacio Schengen para al menos el 95 % de los viajeros exentos de visado. La apertura de Europa no debe efectuarse en detrimento de su seguridad.»

El comisario responsable de la Unión de la Seguridad, Julian King, ha manifestado: «Los terroristas y los delincuentes no se arredran ante las fronteras nacionales. La única manera de derrotarlos es trabajar de consuno y eficazmente. El ETIAS contribuirá a alcanzar ese objetivo: identificando a los individuos problemáticos e impidiéndoles la entrada aumentaremos la seguridad interior de Europa.»

La iniciativa por tanto busca reforzar la seguridad y proteger las fronteras europeas de traficantes y terroristas. Así lo explica la propia Comisión Europea en un comunicado: “Este mecanismo contribuirá a identificar a las personas que podrían presentar un riesgo de migración irregular o de seguridad antes de que lleguen a las fronteras y aumentará significativamente la seguridad de las fronteras exteriores. El ETIAS colmará, además, lagunas de información acerca de los viajeros exentos de visado, recabando información que podría ser vital para las autoridades de los Estados miembros antes de la llegada de dichos viajeros a las fronteras del espacio Schengen. Dicho sistema supone, por lo tanto, un importante avance hacia unos sistemas de información de fronteras y seguridad más robustos e inteligentes”.

El proyecto, que no tiene fin recaudatorio, permitirá ingresar cada año más de 100 millones de euros, aunque el coste de funcionamiento asciende a 80, explican fuentes comunitarias, y su puesta en marcha exige un desembolso anticipado de 212 millones. 

El ETIAS será gestionado por la Guardia Europea de Fronteras y Costas en estrecha colaboración con las autoridades competentes de los Estados miembros y de Europol. La agencia eu-LISA se encargará del desarrollo y de la gestión técnica de este sistema de información.

La Comisión Europea refuerza la seguridad de sus fronteras y afectará a cerca de 40 millones de viajeros
Comentarios