Científicos descubren que los chimpancés tienen un hueso en el corazón

Chimpancé. Pexels.
Chimpancé. / Pexels.

El sorprendente hallazgo de expertos de la Universidad de Nottingham, Reino Unido, plantea un interrogante: ¿algunas personas también podrían tener también este hueso?

Científicos descubren que los chimpancés tienen un hueso en el corazón

Un grupo de expertos de la Escuela de Medicina y Ciencia Veterinaria de la Universidad de Nottingham, en Reino Unido, ha hecho un hallazgo excepcional: algunos chimpancés tienen un extraño hueso en el corazón.

El estudio, publicado en la revista Scientific Reports, detalla que los primates cuentan con un hueso particularmente extraño, denominado os cordis, que solo está presente en pocas especies de animales: bovinos como vacas, buey y búfalo; y, en algunos casos, también en ovejas, nutrias, perros y camellos.

Sin embargo, es la primera vez en la historia que se detecta que algunos chimpancés también tienen este hueso -a menudo asociado con enfermedades del corazón- aunque con una diferencia: en esta especie mide unos pocos milímetros de tamaño y tiene más probabilidades de estar presente en los ejemplares con fibrosis miocárdica idiopática.


Quizás también te interese: 

La memoria de trabajo de los chimpancés es similar a la de los seres humanos

Los chimpancés salvajes comen tortugas después de abrirlas contra troncos de árboles


 

Para llegar a esta conclusión, los expertos emplearon varias técnicas, entre ellas un método de imagen avanzado llamado tomografía microcomputarizada. La tecnología permitió escanear los corazones de los animales, ofreciendo un aumento significativo respecto a las tomografías computarizadas estándar de hospitales o clínicas veterinarias.

"Buscar formas de ayudar a los chimpancés con enfermedades del corazón es esencial. Comprender lo que les está sucediendo a sus corazones nos ayuda a controlar su salud", afirmó la doctora Sophie Moittié, otra de las científicas que participó en el estudio.

 

Los autores del informe reconocen que -de momento- no tienen una respuesta concreta sobre las causas por las que los chimpancés desarrollan el os cordis, aunque el estudio adelanta algunas hipótesis: el hueso podría estar ahí para frenar las válvulas cardíacas esenciales; debido a una enfermedad cardíaca o incluso por una alteración del sistema eléctrico que controla el corazón.

Por último, los investigadores británicos afirman que el sorprendente descubrimiento plantea un interrogante: teniendo en cuenta que esta especie de primate está emparentada con el ser humano ¿es posible que algunas personas también tengan un os cordis en el corazón? @mundiario

Comentarios