El boom de la narrativa erótica, tras la trilogía 50 sombras de Grey

Erotismo y literatura.
Erotismo y literatura.

Ya es sabido que el sexo siempre vende y a estas nuevas novelas eróticas creo que les queda mucho tiempo de vida, porque además de sexo hay amor, se casan y tienen hijos... 

El boom de la narrativa erótica, tras la trilogía 50 sombras de Grey

"Le gustaba el recuerdo de la sensación de la carne de aquel hombre tocando la suya,incluso de la pegajosidad de su piel en la suya, en cierto sentido era una sensación sagrada".

El amante de Lady Chatterley

 

 

Hace ya casi cuatro años, que llegó a España la famosa trilogía cincuenta sombras de Grey. Esta trilogía escrita por la británica E. L. James. Ha sido y es un éxito de ventas. Ahora está de nuevo en el número uno de la lista de los más vendidos, por el estreno de la película este 13 de febrero en España. A raíz de esta saga erótica, hay en el mercado editorial muchas sagas similares, también con un éxito de ventas arrollador.  

La narrativa erótica está de moda, aunque existe desde siempre. En el SXVIII el  Marqués de Sade, escandalizó a toda una sociedad con sus cuentos eróticos, siendo encarcelado por ello y hasta condenado a la guillotina. Por fortuna esto ha cambiado en algunos países y por desgracia no en todos. 

En la actualidad la narrativa erótica está en pleno boom, cada vez vemos más títulos entre las novedades de las librerías, son muchas las mujeres que leen este tipo de novelas y que están enganchadas a este estilo de narrativa, esto nos hace ver que hay realmente una literatura sólo para mujeres, porque no hay apenas hombres que consuman este género literario. 

En estas nuevas novelas además de haber escenas de cama y sexo sin cesar, hay también la fantasía del chico perfecto( ese que ansían muchas mujeres) y de la mujer ideal,y muy sumisa, entregada a ese hombre pluscuamperfecto, teniendo alguna connotación machista en el caso de 50 sombras de Grey, donde Anastasia Steele se somete al guapo y joven magnate millonario Christian Grey. 

Lo que hace que muchas mujeres estén enganchadas a este tipo de novelas pues no lo sé, quizás la falta de amantes experimentados, o  porque les falta algo en sus vidas o simplemente puro entretenimiento. Mucha es la gente que habla de ellas en sentido peyorativo, porque su técnica narrativa deja mucho que desear. Realmente con ellas no te haces más intelectual, ni vas a aprender nada que se considere importante para el desarrollo de tu mente, son novelas de evasión para olvidarse un poco de la realidad, al menos  si con ellas  consiguen que sus lectores disfruten más de su sexualidad, pues ya han valido para algo, pero yo lo dudo y eso que el sexo siempre nos hace más libres. 

Abogo porque se lean y no queden en el olvido, otro tipo de novelas de este género, que a mi parecer tienen un mayor nivel literario. Recuerdo desde hace años la colección La sonrisa vertical de la editorial Tusquets, allí encontramos títulos como "Las edades de Lulú" de Almudena Grandes que en el año 1989 ganó el IX premio La Sonrisa Vertical de narrativa erótica, nos describe la historia de una adolescente de quince años carente de afecto, que se rinde a la atracción que ejerce sobre ella Pablo, un joven amigo de su hermano. Después de esta primera experiencia sexual, Lulú mantendrá el deseo por ese hombre, que volverá a entrar en su vida. La pareja se verá inmersa en una larga historia de amor y pasión llena de fantasía, erotismo, deseo y sensualidad, pero Lulú, con 30 años, decide buscar nuevas experiencias fuera de esta relación 

"La historia de O" un clásico en la narrativa erótica. Narra la historia de Odeline “O”, una hermosa parisina, fotógrafa de moda, que “obligada” por su amante es conducida al castillo de Roissy, donde una sociedad secreta será la encargada de iniciarla en el rito de la sumisión y esclavitud sexual, sometiéndola a toda clases de humillaciones, que ella acepta resignada por amor a su amante. Con una gran carga erótica. Incluso se ha dicho, que nadie debería leer esta novela sin tener a quién abrazar después. 

Y el clásico de los clásicos y para mi la mejor( es mi opinión) es "Lady Chatterley" Está considerada como una de las obras maestras del erotismo. Fue publicada por primera vez en el año 1928 en Florencia (Italia), provocando un gran revuelo entre el público,  siendo acusada de obscena e inmoral hasta el punto de ser prohibida su edición.  En 1932 consiguió ver la luz una edición censurada, pero no fue hasta el año 1959 cuando se publicó una edición íntegra para todo el público. Nos narra la historia de Connie, una joven rica casada con un aristócrata parapléjico, que mantiene relaciones con el guardabosques de la propiedad de su marido. Sus encuentros sexuales son descritos con todo detalle. Esta obra fue llevada al cine en el año 1981 bajo la dirección de Just Jaeckin, e interpretada por Nicholas Caly y Sylvia Kristel.

Aunque no soy una gran lectora de este tipo de novelas, como sí me considero que tengo una mente abierta y libre, no critico a quien lo hace. Creo que todo lo que pueda dar placer y entretenimiento es bueno, porque no solo leemos para saber más, ni para ser más profundos, también se debe leer por ocio, para relajarnos y divertirnos, y que mejor manera que pasar el rato que con erotismo en nuestras manos, ya sea de peor o mejor calidad literaria, pero tiene que haber libros para todo tipo de lectores. 

Ya es sabido que el sexo siempre vende y a estas nuevas novelas eróticas creo que les queda mucho tiempo de vida, porque además de sexo hay amor, se casan y tienen hijos como la mayoría de la humanidad,  el sexo duro sigue perdurando, aunque un poco más decoroso. El modelo de mujer que se presenta en estas novelas me parece aberrante y muy inapropiado para salir de este mundo todavía machista,  ya que  es un mero objeto a la que se la conquista con regalos muy caros a cambio de los placeres sexuales que desea su amante.  Sexo, amor, lujo y  fantasía  ¿es eso lo qué queremos las mujeres?. 

Pues supongo que suena bien, eso sí con un hombre real ,con menos lujo, sin ningún tipo de sumisión y siendo siempre una mujer independiente y libre.

El boom de la narrativa erótica, tras la trilogía 50 sombras de Grey
Comentarios