Buscar

MUNDIARIO

Cuarentena para quienes lleguen a EE UU en avión por decisión de Biden

El nuevo presidente de EE UU advierte de que el próximo mes se llegará a las 500.000 muertes por Covid. Si todos los ciudadanos usan mascarilla, se podrán salvar más de 50.000 vidas.
Cuarentena para quienes lleguen a EE UU en avión por decisión de Biden
TG27VNYU4VHNQUVTAOT2GLBIBY
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, firmando las órdenes ejecutivas contra la pandemia este jueves en la Casa Blanca. / El País

Una firma cambió toda la estrategia contra la pandemia. Apenas puso un pie en la Casa Blanca, el nuevo líder de la mayor potencia mundial se planteó como autoexigencia frenar la rápida expansión de los contagios de Covid-19 en el país que hoy es el epicentro de la tercera pandemia más devastadora de la historia, que ya acumula más de 20 millones de casos y 406.000 muertes en la potencia norteamericana. 

Y es que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció y firmó este jueves una orden ejecutiva que establece que todo persona que entre al país vía aérea deberá someterse a una estricta cuarentena de 14 días, esto a fin de evitar que los ingresos de los viajeros nacionales o extranjeros a territorio estadounidense creen nuevas cadenas de contagio que saturen aun más el ya colapsado sistema de salud. 

De esta forma se impone un hito clave en la estrategia estadounidense de lucha contra la pandemia luego de que en marzo de 2020 el entonces presidente Donald Trump ordenara el cierre inmediato de los aeropuertos y la prohibición de entrada a los viajeros procedentes de China y de Europa.

El ahora presidente Biden ha anunciado este jueves la medida de cuarentena para los viajeros durante la conferencia de prensa en la que ha firmado el nuevo plan de lucha contra el coronavirus, con respecto al cual ha dicho que todas las decisiones que tomará sobre la crisis sanitaria “estarán basadas en la ciencia sin ningún tipo de interferencia política”.


Quizás también te interesa:

Joe Biden anuncia el plan de respuesta de EE UU contra la pandemia


Las nuevas condiciones de entrada a EE UU

“La orden aplica para cualquier viajero que llegue a Estados Unidos y el período de cuarentena comenzaría desde su llegada”, detalla un fragmento del texto oficial del decreto ejecutivo firmado hoy por Biden en el Comedor Estatal de la Casa Blanca, flanqueado por la vicepresidenta Kamala Harris y el epidemiólogo jefe de la Comisión contra la Covid-19, el doctor Anthony Fauci. 

El mandatario demócrata también ha anunciado que se exigirá una prueba PCR negativa para los que decidan viajar al país. Por lo tanto, ningún estadounidense o extranjero podrá poner un pie en EE UU sino demuestra que ha dado negativo a la Covid-19, pues la pandemia ya se encuentra en su tercera ola mundial de propagación debido a la reactivación plena de la economía global tras la grave recesión del 2020, que aún sigue en curso, pero con miras a una recuperación en la mayoría de los países para este año. 

Los pronósticos siguen siendo desalentadores, al menos a corto plazo. El propio Biden lo advirtió este jueves: “Las cosas se pondrán peor antes de mejorar”. Y así ha quedado demostrado con base en números del equipo científico de la Casa Blanca. El presidente dijo que “la cifra de muertos por la pandemia probablemente superará los 500.000 el próximo mes”, es decir, en febrero.

La ruta contra la pandemia de ahora en adelante

El recién juramentado mandatario lanzó un barniz de realidad a la sociedad estadounidense, que se mantuvo ceñida durante casi un año a las mentiras de Donald Trump sobre una pandemia que él minimizó pese a haber estado contagiado de coronavirus. Durante el evento público en el que el nuevo presidente presentó el plan nacional contra la pandemia ante la ausencia de uno en el Gobierno de Trump, Biden ha advertido de que “tomará meses cambiar las cosas”. Pero sin ánimos de, precisamente, desanimar a la población, aseguró y prometió que “Estados Unidos vencerá esta pandemia”.

"Durante el año pasado, no pudimos confiar en que el Gobierno federal actuara con la urgencia, el enfoque y la coordinación que necesitábamos. Y hemos visto el trágico costo de ese fracaso", remarcó. Además de 406.000 vidas perdidas por el virus, los hospitales se encuentran entre el 90% y el 100% de su capacidad de atención en cuidados intensivos. 

Biden responsabilizó, de nuevo, a la Administración de Trump, en una primera mención a su ex rival desde que fue investido hace un día como presidente, por la campaña de vacunación, la cual calificó como "un lamentable fracaso hasta ahora". Sin embargo, su Gobierno se encargará de agilizar el proceso de distribución con un plan de vacunación por grupos de edad y con la creación de un “equipo nacional de vacunadores”.

Los datos clave que lanzó Biden

“Desafortunadamente, la cifra de muertes probablemente superará los 500.000 el próximo mes. Los casos seguirán aumentando. No nos metimos en este lío de la noche a la mañana. Nos llevará meses cambiar las cosas. Pero déjenme ser igualmente claro: superaremos esto. Derrotaremos esta pandemia”, sentenció el nuevo líder de los Estados Unidos de América.

Pero el dato más interesante que Biden aportó este jueves ha sido el siguiente: “Si todos usamos mascarillas, que es un acto de patriotismo y no de partidismo, podrán salvarse más de 50.000 vidas en los próximos meses, de acuerdo con los científicos”, explicó después de firmar el decreto ejecutivo que autoriza el uso obligatorio de cubrebocas en edificios federales, aeropuertos, aviones, trenes y embarcaciones marítimas. "Moveré cielo y tierra para lograr que más personas sean vacunadas de forma gratuita", finalizó. @mundiario