Buscar

MUNDIARIO

Joe Biden revela el plan de respuesta de EE UU contra la pandemia

El nuevo presidente de EE UU firmó una serie de órdenes ejecutivas para que las empresas produzcan insumos médicos y se agilice la distribución de la vacuna contra la Covid-19.
Joe Biden revela el plan de respuesta de EE UU contra la pandemia
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en el Despacho Oval de la Casa Blanca firmando las órdenes ejecutivas. / Voz de América
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en el Despacho Oval de la Casa Blanca firmando las órdenes ejecutivas. / Voz de América

Biden comienza a trabajar. La tercera pandemia más devastadora de la historia sigue teniendo su epicentro mundial en la mayor potencia del planeta. La omisión deliberada y sesgada del expresidente Donald Trump relegó el trabajo de la ciencia a un segundo plano y politizó la crisis sanitaria actual. Es por ello que la pandemia es el reto más grande que enfrenta el liberal de centro-izquierda que hoy ocupa la Casa Blanca. 

Y es que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció este jueves el plan de respuesta y lucha del país para erradicar la expansión de la pandemia de covid-19, que aumenta vorazmente los contagios a más de 24 millones y más de 400.000 muertes. Se trata de un sistema epidemiológico y de logística federal que podría suprimir la velocidad con la que la movilidad urbana de la población acelera la propagación de la pandemia. 

Esta decisión representa un hito en la dura travesía de Estados Unidos desde que estalló la pandemia, pues el Gobierno de Donald Trump minimizó y subestimó el virus hasta el punto en que, prácticamente, no hizo nada para frenar los contagios y solo se enfocó en la logística del desarrollo de la vacuna sin frenar la transmisión de la Covid-19, sobre la cual se da crédito político incluso siendo ahora expresidente. 

Los detalles del plan anticovid de Biden

El plan publicado por el equipo de Biden este jueves consta de de 23 páginas, amplía las iniciativas adelantadas hasta ahora con la dinámica logística que tendrá cada una y detalla las medidas diseñadas para controlar la pandemia y ayudar a la recuperación del país, lo cual es un alivio no solo sanitario, sino también social y económico en el más golpeado del mundo por la covid-19, con 24,4 millones de casos confirmados y 406.196 muertes, según la base de datos de la Universidad de Medicina Johns Hopkins.


Quizás también te interesa:

Joe Biden tiene un plan para sacar a 12 millones de estadounidenses de la pobreza


Este miércoles, unas horas después de jurar su cargo como presidente y entrar a la Casa Blanca, Biden firmó una orden ejecutiva que autoriza la creación del puesto de coordinador de respuesta a la covid-19 -otra de sus promesas electorales-, que despachará directamente con el mandatario, por lo cual designará a un funcionario sanitario especial para la lucha contra la pandemia, cargo que ya no ocupará el doctor Anthony Fauci, el principal epidemiólogo del país, quien ahora será el representante de EE UU ante la Organización Mundial de la Salud (OMS).

También decretó el uso obligatorio de la mascarilla en todos los edificios de la Administración federal. Por lo tanto, el nuevo mandatario sienta un hito en la transformación de la cultura social estadounidense hacia la preservación de la vida como un nuevo factor clave de la vida nacional en esta época de cambios en todas las dimensiones de la realidad moderna. Sin duda, esta acción podría ser un patrón político, sanitario, científico, médico y social a seguir para otros países del mundo. 

Un giro de 180 grados

Esta respuesta es histórica porque consiste en una organización logística como política de Estado frente a una pandemia que ya registra un promedio de 200.000 nuevos casos y 3.000 muertos al día en los últimos siete días. Sin duda, será la prioridad más inmediata de su presidencia. 

Pero el enfoque de Biden también va más allá del efecto sanitario causado por la pandemia, pues además firmó una orden ejecutiva que despliega fondos federales destinados a un paquete especial de ayuda económica a las familias más afectadas por la crisis derivada de la covid-19, incluida una prórroga de la moratoria de desahucios hasta septiembre y la suspensión temporal de ejecuciones de embargos por impagos de hipotecas, así como al refuerzo del financiamiento para la distribución de las vacunas contra el virus.

Desde el día 1, el presidente demócrata se enfoca en lo que durante su campaña electoral prometió reiteradas veces; hacer de la política en EE UU un servicio público y no un ejercicio partidista. De hecho, esa es la premisa que caracteriza la experiencia y la veteranía de Joe Biden, quien es un político de oficio, pero tal vez un tanto diferente a los dirigentes que por décadas han formado parte del establishment de Washington, tanto demócratas como republicanos. Así inicia una nueva era en la mayor potencia mundial, con el foco puesto sobre la pandemia que ha ralentizado el desarrollo de los Estados Unidos a niveles alarmantes. 

“Quiero ser claro. Las cosas se pondrán peor antes de mejorar, pero tomaremos decisiones basadas en la ciencia sin ningún tipo de interferencia política. Vamos a derrotar y a superar esta pandemia. Estamos en una emergencia nacional y vamos a vencer esta crisis unidos porque somos los Estados Unidos de América”, ha dicho el presidente Biden la tarde de este jueves durante la presentación de la estrategia de EE UU contra la Covid-19, a través de una conferencia de prensa desde la Casa Blanca, luego de la cual firmó una serie de órdenes ejecutivas para autorizar la activación de la Ley de Producción de Defensa a fin de que las empresas produzcan insumos que faciliten la aplicación de las vacunas y los equipos de bioseguridad para el personal médico en la lucha contra la pandemia. @mundiario