Buscar

MUNDIARIO

Italia se blinda cerrando las áreas más concurridas para frenar los contagios

Los regidores podrán tomar esta medida a partir de las 21.00 si detectan que en una zona determinada se genera una aglomeración de personas, como en las áreas de fiesta nocturna, según el último decreto aprobado este domingo.
Italia se blinda cerrando las áreas más concurridas para frenar los contagios
El primer ministro Giuseppe Conte. /Twitter.
El primer ministro Giuseppe Conte. /Twitter.

Maira Perozo

Periodista.

En Italia el coronavirus se ha disparado durante las últimas 24 horas. Solo hasta este domingo, Protección Civil italiana ha informado de 11.705 nuevos casos. De esta manera, suman el quinto día consecutivo al alza en los contagios, después de registrar este sábado 11.000 nuevos casos y en los dos días anteriores aumentos de contagios inéditos desde el comienzo de la pandemia.

Frente al auge de los nuevos contagios, el primer ministro, Giuseppe Conte, se ha reunido con los representantes de las regiones y ayuntamientos para valorar la toma de medidas más restrictivas.


Quizá te pueda interesar

Agencia Europea de Medicamentos: "Las primeras vacunas llegarán en la primavera de 2021"

Un nuevo estudio de la OMS avisa de que el Remdesivir es poco efectivo contra el coronavirus


Sin embargo, han llamado a la calma, pero han pedido la colaboración y cautela de la ciudadanía. Por ahora, serán los alcaldes italianos quienes podrán clausurar las zonas más concurridas de sus ciudades, como las de fiesta, en caso de aglomeración para frenar los contagios, según anunció hoy Giuseppe Conte.

Los regidores podrán tomar esta medida a partir de las 21.00 si detectan que en una zona determinada se genera una aglomeración de personas, como en las áreas de fiesta nocturna, según el último decreto aprobado este domingo.

"No podemos perder tiempo para evitar un nuevo confinamiento general, el país no puede permitírselo", argumentó Conte en rueda de prensa al señalar estas medidas centradas en regular la vida en bares, restaurantes, gimnasios y escuelas, entre otros espacios.

Pero ya desde el pasado martes Italia obliga a los restaurantes, bares y otros locales a cerrar a medianoche, o a las 21.00 horas si no tienen servicio de mesa, para reducir las aglomeraciones, algo que apagó la pasada noche las zonas de fiesta de las ciudades del país. Además de imponer la mascarilla por todo su territorio nacional, también al aire libre, ha prohibido las fiestas privadas y los partidos de aficionados de deporte. @mundiario