La adicción al trabajo y cómo superarla

adicto trabajo
Un joven desayuna y contesta emails.

¿Pasas más horas de lo normal trabajando? Cuidado, la adicción al trabajo puede afectar a tu salud. Descubre las señales que van apareciendo para intentar ponerle freno.

La adicción al trabajo y cómo superarla

En esta época en la que vivimos nos rodean muchísimas responsabilidades, no solamente es nuestro empleo, sino la familia, los amigos, cumplir con la fundación de caridad en la que eres voluntario  y hasta entrenar para mantener un cuerpo sano. Por supuesto, todo eso que describí formaría parte de una vida equilibrada. Pero, ¿conoces a alguna persona cuya única y principal prioridad sea el trabajo?

Recientemente –de algunos años para acá- grandes producciones de Hollywood han mostrado a sus protagonistas como entregados trabajadores con vidas minimizadas a solo ese aspecto. Se les ve ser admirados y utilizados como ejemplo a los jóvenes por ser personas con llamativos sueldos a costa de muchas horas de dedicación diaria. Sin tomar en cuenta la falta de equilibrio en la que se encuentran.

Es tal la falta de equilibrio que muchas personas han tenido que buscar ayudar psicológica a través de terapia de grupos para poder superar este flagelo que cada día afecta a más población. A pesar de ser notable el impacto que trae esto en la salud, aún la adicción al trabajo no aparece descrita como patología en el Manual de Diagnóstico y Estadísticas de Desórdenes Mentales.

¿Por qué se considera una adicción?

La definición de adicción según el diccionario de la Real Academia Española es la “Dependencia de sustancias o actividades nocivas para la salud o el equilibrio psíquico”.  En este caso las personas que la viven sienten una compulsión o deseo desmesurado de estar en el trabajo. En otras palabras, estas personas pueden estar de vacaciones y sentir estrés por su ausencia de sus labores, pueden estar en la playa y sufrir esta ansiedad, incluso pueden estar haciendo el amor con su pareja o comiendo y sentir que están desaprovechando el tiempo.

¿A qué son adictas estas personas en realidad?

Aquí viene lo interesante y hasta paradójico. Los adictos al trabajo no lo son a su labor en sí. Es decir, no es que sean adictos a sacar fotocopias o a estar pegados al teléfono, sino son adictos a La adrenalina. El estrés, la presión, la crisis, las fechas límites, todo eso genera adrenalina y la habilidad de funcionar a un ritmo frenético", según el testimonio de un adicto recuperado.

Sin embargo, la incongruencia de todo esto es que está comprobado que las personas adictas al trabajo son menos productivas en sus labores que una persona saludable ya que este comportamiento nocivo les trae como consecuencia estrés laboral -lo que repercute en todas las áreas del cuerpo-, agotamiento extremo, además de insatisfacción con su percepción de la vida en general.

Normalmente la adicción al trabajo empieza a mostrarse en las pobres relaciones familiares, interpersonales, el descuido físico de la persona que lo sufre y sus actitudes extremistas con respecto al trabajo.

Aunque como ya se mencionó que no está catalogado como una enfermedad mental aún, muchos terapeutas, psicólogos y médicos están desarrollando investigaciones para conocer sus causas y consecuencias en las vidas de quienes lo padecen aunque todavía queda un largo camino por recorrer.

Un joven trabaja de noche.Un joven trabaja de noche.

Señales de alerta de que se tiene una adicción al trabajo

- Pasan más horas en el lugar de trabajo que en cualquier otro sitio

- Dejan de hacer actividades vitales por causa del trabajo (comer, dormir, ducharse)

- Decrecimiento en la calidad de las relaciones personales

- Ansiedad

- Preocupación continuada con respecto a temas laborales incluso en ambientes que nada tienen que ver con lo profesional

- Mentiras a las personas a su alrededor para ocultar su verdadera carga laboral

- No se pueden relajar ni dentro, ni fuera del trabajo

Una creencia errónea que muchas gente tiene es que el jefe de la persona que sufre de adicción al trabajo es el/la culpable de que eso ocurra, cuando en realidad no es así. Existen distintas causas y todas residen en la mente del adicto, pueden ser desde tendencias ansiosas, baja autoestima o problemas en el hogar. Precisamente por estas razones es que es importante consultar con un especialista en el tema, ya que debe también dar con la causa de esta actitud autodestructiva.

¿Cómo se supera la adición al trabajo?

Al ser una adicción se hace obvio que no será tarea fácil dejarlo, pero ya existen tratamientos e incluso terapeutas especializados en el tema que pueden ayudar a las  personas a superarlo.

Lo primero siempre será identificar el problema, admitirlo y aceptarlo para a partir de ahí, empezar a trabajar en la solución que siempre será tener voluntad para salir de ese estado. Existen varios test en internet que pueden ser usados para diagnosticar esta adicción y si aún no es totalmente incontrolable podrá ser tratada colocando –y cumpliendo- agendas rigurosas del tiempo que se pasará laborando y realizando las otras actividades del día a día.

En todo caso siempre es bueno consultar con un psicólogo o especialista en el tema, ya que él dará las directrices del tratamiento más ideal de acuerdo a la persona.

La adicción al trabajo y cómo superarla
Comentarios