Las 3.061 plazas de toros que existen en el mundo invitan a la reflexión

Plaza de toros de Sevilla. / Pixabay
Plaza de toros de Sevilla. / Pixabay

El autor opina que en el futuro se deberán buscar formas de continuar con la fiesta de los toros pero sin hacer sufrir a los animales y sugiere usos para las plazas de toros.

Las 3.061 plazas de toros que existen en el mundo invitan a la reflexión

Artículo Periodístico 661º: “03.061 plazas de toros”.

Según mundotoro.com existen en el mundo 3.061 plazas de toros. No voy a entrar aquí en el análisis moral o cultural, económico, social, psicológico o político de la fiesta o no fiesta de las corridas de toros y espectáculos colaterales, sino reflexionar diríamos sobre otros aspectos.

Cuándo yo estudiaba oficialmente, porque después y antes he leído y estudiado filosofía de la ciencia, se decía, que es muy importante, decir que alguien tiene de fiebre 38,5ª C., que no decir que tiene mucha fiebre, o que está muy caliente o que está más caliente que el aire que rodea la habitación.

Como articulista o librepensador de artículos periodísticos o de opinión, uno, sabe que tiene que escribir de cientos de temas, y por lo general, puede que sepa de verdad, de unos cuantos pero del resto, solo aporta doxa, según los presocráticos y según Platón, es decir, opinión, opiniones. Por consecuencia, sé que cada párrafo estará o tendrá cinco errores por exceso, cinco por defecto, y quizás un pequeño vislumbre de certeza y verdad.

En este tema de la tauromaquia aún más, porque el futuro es evidente, sea dentro de cien o de quinientos años, será buscar formas de continuar con esta fiesta pero sin hacer sufrir a los animales. Porque los animales son sentientes, al menos, igual que nosotros somos animales sentientes y racionales, algunos añadirían de nosotros que somos animales sentientes racionales y espirituales.

Por tanto, a ningún ser sentiente, aunque no sea racional, no se le puede hacer sufrir, incluso cuándo haya que sacrificarlo para comerlo, hay que tenerle el máximo respeto posible, incluso como las tribus, mal llamadas primitivas, cuándo pasan al bosque a cazar piden y hacen ritos y oraciones para pedir perdón y pedir permiso para la caza.

Dicho lo anterior, para fijar el tema se podría añadir ciertas notas: Decíamos anteriormente que la cifra es importante porque ¿cuántos toreros y toreras hay en el mundo, o cuántas personas que se dedican a este fiesta-espectáculo? ¿Cuánto mueve de la economía hispánica o Hispana o del mundo, cuánto en dinero y en tanto por ciento del PIB? ¿Cuántas familias viven y existen de este espectáculo-fiesta-arte o cómo quieren denominarlo?

Las plazas de toros tienen espacios e instalaciones que ahora ya aprovechan para fiestas y espectáculos diversos, entre otros para música. Me pregunto, ¿no se podrían aprovechar para exposiciones de arte plástico? Es decir, en muchos pueblos que hay plazas de toros no existen museos o si existen serían una especie de anexo. Podrían ser las plazas como otra sede más de esos museos. Por tanto podrían existir pinturas en las paredes, esculturas, grabados. Y en tiempo de fiestas de tauromaquia se pueden quitar lo que estorbe. Imaginen en cuantos cientos de miles de metros cuadrados se podría expandir para museos, museos que no solo tienen que ser de toros como hay en muchas plazas.

No olvidemos que Celtiberia es un país que vive y existe en una parte importante del turismo exterior e interior. Podría ser un complemento a tener en cuenta. Porque plazas de toros existen en casi todos los pueblos de la Piel de Toro, nunca mejor dicho.

Los museos de plazas de toros que son de tauromaquia estos podrían empezar a coleccionar y diversificar a reunir obras de toros de arte actual en todos los géneros, películas, grabados, pinturas, dibujos, esculturas, diseño. Ya sé que tienen casi todos. Pero hacerlo de forma más sistemática. Podrían tener bases de datos y archivos online sobre cientos de corridas del mundo, de todas las épocas. Bases de datos de toreros, banderilleros, empresarios, ganaderías, etc.

Es decir, conseguir que la plaza de toros sea un monumento más para visitar en una ciudad, un monumento por la arquitectura, la historia, la tauromaquia, por los espectáculos que se han hecho o se podrán hacer, por los museos de tauromaquia, como sala de exposiciones de arte, en las paredes, en multitud de espacios que tienen, incluso en el foso de escultura cuando no haya espectáculos, etc.

Un homenaje a los hombres que han muerto con el capote y la espada en la mano en el albero, y también un homenaje a los cientos de toros, animales sentientes, mamíferos sentientes que han padecido muerte en el círculo de arena y piedra y madera de la cosmovisión de la vida-muerte, del ser y del no ser, del todo y del vacío, de lo que es y de la nada del universo.

En casi todas las grandes ciudades se hacen ferias de arte y ferias de otros acontecimientos los edificios de plazas de toros podrían ser anexos de todos esos hechos culturales o comerciales. Por ejemplo, como lugares complementarios para ferias de cualquier temática y de cualquier aspecto de la realidad comercial o cultural o artística. En las ciudades de mediano tamaño que tienen plazas de toros estos edificios podrían ser de una enorme ayuda y complementación para todas esas ferias, ferias de todas las actividades…

La misma idea o sugerencia o similar aplicable a campos de futbol, monasterios y conventos con multitud de espacios no utilizados y que quieran los religiosos que se utilicen, fábricas semiabandonadas, naves en polígonos industriales, palacios semiderruidos, castillos medio abandonados, cuarteles, incluso calles en las ciudades y pueblos y aldeas…

Las 3.061 plazas de toros que existen en el mundo invitan a la reflexión
Comentarios