La OMS actualiza la lista de bacterias resistentes a los antibióticos

Científicos en un laboratorio. / RR SS.
Científicos en un laboratorio. / RR SS.
La agencia sanitaria señala que durante la pandemia de la Covid-19 hubo un excesivo uso de antibióticos para los pacientes hospitalizados por esta enfermedad. Esto pudo haber exacerbado esta resistencia a los antimicrobianos.
La OMS actualiza la lista de bacterias resistentes a los antibióticos

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha actualizado este viernes su listado de bacterias resistentes a los antibióticos, una revisión de la clasificación presentada por primera vez en 2017. Esta nueva lista destaca 15 patógenos que representan una amenaza significativa para la salud humana debido a su creciente resistencia a los antimicrobianos (AMR), un fenómeno que provoca 1,27 millones de muertes directas anuales y contribuye a otros 4,19 millones de fallecimientos.

El listado de bacterias se divide en tres categorías de prioridad: media, alta y crítica. En la categoría crítica, la más urgente, se encuentran cuatro patógenos: Acinetobacter baumannii, Mycobacterium tuberculosis y dos tipos de enterobacterias resistentes a tratamientos con carbapenem y cefalosporina. La OMS subraya que estos patógenos son especialmente peligrosos debido a su capacidad para resistir tratamientos y transmitir esta resistencia a otras bacterias.

En el nivel de alta prioridad se destacan la salmonella y la shigella, cuya alta incidencia se observa especialmente en países en desarrollo. Otros patógenos como Pseudomonas aeruginosa y Staphylococcus aureus, que suelen causar infecciones en entornos sanitarios, también se incluyen en este grupo. La agencia sanitaria de la ONU resalta que estas bacterias no solo provocan infecciones persistentes, sino que también muestran una resistencia múltiple a los antibióticos, lo que representa un desafío significativo para los sistemas de salud y requiere investigación e intervenciones de salud pública.

Erosionando los progresos médicos

Desde la primera publicación de la lista en 2017, la amenaza de la resistencia antimicrobiana ha aumentado, reduciendo la eficacia de numerosos antibióticos y poniendo en riesgo muchos avances de la medicina moderna. Yukito Nakatani, responsable del departamento de lucha contra la AMR en la OMS, advierte que esta creciente resistencia está erosionando los progresos médicos conseguidos hasta la fecha.

La resistencia antimicrobiana se produce cuando bacterias, virus, hongos o parásitos dejan de responder a los tratamientos farmacológicos, lo que agrava las enfermedades y aumenta el riesgo de contagio, mortalidad y gravedad. Este problema, en parte, es consecuencia del abuso de antibióticos en muchos pacientes, un fenómeno que se vio exacerbado durante la pandemia de la Covid-19.

Aunque solo un 8% de los pacientes hospitalizados por coronavirus, tenían además infecciones bacterianas que requerían la administración de antibióticos, estos medicamentos se recetaron en tres de cada cuatro pacientes, siendo un 75% del total. @mundiario

Comentarios