El nivel socioeconómico, clave en la supervivencia tras un ictus

Médicos preparan a un paciente. / CHUS
Médicos preparan a un paciente. / CHUS
Las personas con ingresos elevados tienen un 32% menos de riesgo de mortalidad tras un ictus. Además, las personas con estudios superiores tienen un 26% menos de riesgo de muerte tras este evento.
El nivel socioeconómico, clave en la supervivencia tras un ictus

Un nuevo estudio presentado en la Conferencia de la European Stroke Organisation revela una relación directa entre el nivel económico y el riesgo de mortalidad tras sufrir un ictus. Según la investigación realizada en Gotemburgo (Suecia), las personas con ingresos elevados tienen un 32% menos de riesgo de fallecer después de este evento cerebrovascular. Asimismo, aquellos con educación superior presentan un 26% menos de riesgo de muerte. Los resultados sugieren que el acceso a la atención médica, los hábitos de vida saludables y la capacidad para tomar bajas laborales pueden ser determinantes en la recuperación y la prevención de futuros episodios.

El ictus, una interrupción del flujo sanguíneo al cerebro, es una de las principales causas de mortalidad en España, con una incidencia que ha ido en aumento en los últimos años. La investigación subraya que el contexto socioeconómico influye tanto en la ocurrencia como en la recuperación de esta enfermedad, siendo la prevención fundamental para evitar recaídas.

Desigualdades sociales

Los expertos destacan la importancia de políticas de salud que aborden las desigualdades sociales y promuevan estilos de vida saludables. Además, insisten en la necesidad de adaptar las estrategias médicas y legislativas para atender las necesidades específicas de las comunidades más vulnerables.

Este estudio no solo señala la conexión entre los ingresos y el riesgo de mortalidad tras un ictus, sino que también resalta la preocupante tendencia de los determinantes sociales de la salud en el pronóstico de la enfermedad.

Es urgente actuar en la prevención y el tratamiento del ictus, priorizando la equidad y la salud pública como pilares fundamentales para mejorar los resultados sanitarios en la población. @mundiario

Comentarios