Zapatero hace público su apoyo a Susana Díaz para la jefatura del PSOE

José Luis Rodríguez Zapatero, ex presidente del Gobierno de España.
José Luis Rodríguez Zapatero, ex presidente del Gobierno de España.

El expresidente se ha volcado en favor de la presidenta adaluza, discutida y cuestionada en Ferraz. Díaz es uno de los nombres que suena para ocupar la secretaría general.

Zapatero hace público su apoyo a Susana Díaz para la jefatura del PSOE

José Luis Rodríguez Zapatero encabezará una campaña en favor de Susana Díaz, presidenta andaluza, en aras de la lucha por la secretaría general que se disputará en unos meses. El exmandatario ha tenido una semana cargada de actos que incluyó un multitudinario acto en Jaén en donde respaldó oficialmente a Díaz.

La Comisión Gestora ha fichado a Zapatero para que de la cara por su preferiti las dos veces que Pedro Sánchez se asomó por el umbral. La primera fue por medio de Juventudes Socialistas, que le otorgó un premio el mismo día en que Sánchez reapareció en Xirivella (Valencia); y la segunda, mediante el PSOE de León -que libra una guerra civil contra su líder Luis Tudanca por ser afín a Sánchez-, que le invitó a un homenaje a los alcaldes de la provincia durante la democracia.

La gestora asegura que pretende reivindicar su legado luego del castigo que recibió el expresidente durante la era Sánchez, que reprobó la reforma del artículo 134 y le ignoró en muchos actos públicos. No obstante Zapatero, quien en el espectro es antiSánchez pese a que nunca lo ha dicho deliberadamente como sí hizo Felipe González, tiene claro que su bendición será para la andaluza.

En Jaén el asunto fue un intercambio de cumplidos entre ambos, especialmente de Díaz, en plena campaña precongresual. "Lo que hay aquí no lo hay en otro sitio", dijo Micaela Navarro, quien lideró al PSOE durante la gestión de Sánchez y fue una de las 17 que renunció a su puesto para hacerle caer. NAvarro aprovechó para resaltar el lleno total que los socialistas lograron en un época en la que todos en el PSOE quieren -y deben- mostrar músculo.

"Te has arremangado y has permitdo que no se dé ni un solo paso atrás. Las cosas no son por causalidad porque hemos demostrado que las cosas se pueden hacer de otra manera", aseguró Paco Reyes, líder provincial.

La jefa andaluza, quien recientemente ha expresado a toda voz su intención de hacerse con la jefatura del partido y para ello ha emprendido una cruzada con actos y contactos discretos con algunos líderes y barones de cuadros medis, resarció el "orgullo socialista" y mandó un mensaje a la militancia: "El PSOE ha salido con mucha fuerza -en referencia a lo sucedido en octubre-. El PSOE es mucho PSOE".

Aparte de ello, Díaz también se tomó la molestia de responderle a Sánchez por sus últimas declaraciones. "Somos un proyecto autónomo de la derecha, que es nuestro rival. Pero somos autónomos también de esa izquierda que corteja a la derecha en el Parlamento. Que nadie nos diga que lo que seamos en el futuro no será nunca sin Podemos", aseguró.

Declaración formal

Pero fue Zapatero el alma de la fiesta al felicitar al partido por el trabajo hecho hasta ahora tras la salida de su secretario general y la decisión de abstenerse para facilitar la investidura de Rajoy. Defendió que el código genético de los socialistas no incluye "desear que las cosas le vayan mal a España para que a nosotros nos vaya mejor. No somos así. Siempre hemos arrimado el hombro".

Tal y como hizo Emiliano García-Page en las horas previas, Zapatero demandó que en el congreso los socialistas vean "hacia el futuro". Se dejó ver convencido de que los socialistas ganarán las próximas elecciones generales. "Siempre que ha habido una gestora -1979 y 2000-, el PSOE gana las siguientes eleccione", dijo.

El exjefe de Gobierno mostró también su respaldo a la jefa de Andalucía, pese a que no habló directamente de sus aspiraciones a convertirse en la máxima autoridad del PSOE, lo cual se da por hecho a falta de anuncio oficial. "A nosotros nos critican, pero a nuestros críticos no les doy la razón. Lo que tenemos que hacer es convencerles. Eso se llama la fuerza del PSOE y la fuerza de ganar es la que representa el PSOE andaluz y Susana Díaz", dijo ante la cautivada mirada de Díaz. "Las personas son las que tienen el liderazgo y hay que tener la fuerza de ganar", aclaró tras hacer referencia al debate de "proyectos y personas" que se libra en Podemos.

"Deseo esperar todo mi afecto, todo mi cariño y todo mi apoyo a Susana Díaz", cerró el expresidente. El auditorio rompió en aplausos y gritos de "presidenta".

A los más antiguos del partido les preocupa hacer público su apoyo a Díaz pues creen que puede perjudicarle. "Mañana estaré en Zaragoza y le mostraré el cariño y el apoyo al presidente Lambán y a todos los presidentes que me han llamado para ir a algún sitio", dijo Zapatero como broma.

La excusa del aniversario de la ley de dependencia ha llevado a Zapatero a incluir Zaragoza en su itinerario. Lambán es otro de los hombres fuertes que ha apostado por Díaz para liderar el partido por ser la protegida "de los dioses del socialismo". Visitará el Congreso el día de mañana.

Mas los movimientos de Zapatero también tienen un componente discreto en los que no oculta su favoritismo para con Díaz. Quienes son cercanos a él aseguran que en días recientes se ha terminado de convencer de que ella es la mejor apuesta para liderar el partido.

Cena con empresarios y diputados

Pese a no mencionar explícitamente a ninguno -Sánchez y Díaz, que apuntan a ser los dos que se disputen la jefatura del PSOE-, el expresidente envió un mensaje político en una cena que mantuvo el miércoles junto a varios jefes socialistas al alza en la reciente etapa y de su antiguo equipo en una cena patrocinada por el economista José Carlos Díez, en la que también estuvieron un grupo de empresarios.

"Fue el único de los que intervino que habló de política. Admitió que el PSOE venía de una mala etapa y que necesitaba un cambio potente en el que se aunara proyecto y liderazgo. Dijo que si el PSOE acierta, es optimista". Aclaró uno de los presentes. Para muchos altos mandos socialistas el partido no puede tirarse al agua con alguien que no conoce, que es lo que les pasó con Sánchez.

Sin embargo, el objetivo de la cena no era genérico, de acuerdo a los presentes, sino de reflexión con especial énfasis en la socialdemocracia y los cambios tecnológicos. Entre los 32 participantes estaban el exministro Miguel Sebastián, Javier Vallés (que fue jefe de la oficina económica de Zapatero), Soledad Núñez (exdirectora general del Tesoro), o José Moisés Martín, de Economistas frente a la Crisis.

Dentro del séquito socialista estuvieron muchos de los que se han ganado el protagonismo tras la salida de Sánchez, como Soraya Rodríguez o Ignacio Urquizu. También estaban los diputados del área económica Pedro Saura y Julián López.

La hiperactividad del expresidente, quien se mantiene viajando por el mundo, también incluyó su apoyo al legislador de Madrid Juan Segovia durante la centa navideña que estuvo a cargo de la agrupación Fuencarral para otorgar el premio Compromiso, que ya en su día fue dado al propio Zapatero y que, en esta edición, se lo ganó el periodista Iñaki Gabilondo.

Segovia se encaró con Sara Hernández, la candidata de Sánchez para hacerse con la jefatura de Madrid tras la salida de Tomás Gómez. Muy cercano a Eduardo Madina, y desde hace algún tiempo también a la jefa de Andalucía, es uno de los nombres que se mencionan para hacerse con la federación en el próximo congreso. Zapatero dio el visto bueno en su momento y, meses antes de que se convoque al gran combate regional, estuvo nuevamente con él previo a emprender camino a Andalucía. @hmorales_gt

 

 
 

 

Zapatero hace público su apoyo a Susana Díaz para la jefatura del PSOE
Comentarios