Las primeras palabra de Otegi, ¿un mitin de campaña política?

Arnaldo Otegi
Arnaldo Otegi.

Da la sensación de que sale con las pilas bien cargadas. Según se aprecia, vuelve con más ganas de lucha que de arrepentimiento, opina este autor.

Las primeras palabra de Otegi, ¿un mitin de campaña política?

Las palabras pronunciadas por Otegi a su salida de prisión, parecían más propias de un mitin de campaña política que de un preso que acaba de salir de la cácel. Tras la calma de ETA -arrinconada primero por las fuerzas del Estado y  prácticamente exterminada del todo, a solo falta de que entreguen las armas-, Arnaldo Otegi ha salido de la cárcel de Logroño el 1 de marzo de 2016, tras el cumplimiento de la pena impuesta. Por cierto, pena rebajada por el Tribunal Constitucional, al no ser en aquel momento dirigente de un  partido, sino solo miembro de Bildu.

Así las cosas, el dulce silencio y sables en tierra durante este tiempo en el País Vasco, se ha roto de repente. Es verdad que nada hay tan largamente duradero como la muerte. Aunque puede ocurrir que nada de lo que estamos pensando ocurra. No debe ocurrir. Esuskadi es un pueblo hermoso, lleno de buena gente, muchas de las cuales hartas de la ETA. Y la ETA ha hecho mucho daño al País Vasco. De manera que creo haber llegado la hora de la paz. Y si los vascos tienen derecho a algo no reconocido, que se hable. Que se pida. Que se exija si fuese menester. Pero con bueno modales. Sin sangre de por medio. Demasiada derramada ya.

Solo que al señor Otegi parece no haberle afectado demasiado la prisión. Da la sensación de que sale con las pilas bien cargadas. Según se aprecia, vuelve con más ganas de lucha que de arrepentimiento. Él sabrá. Pero he leído que el juez Eloy Velasco está vigilante. Por dos razones: una, está deshabilitado para ocupar cargo público hasta 2021. Y dos, Arnaldo Otegui deberá pensar bien lo que dice, por lo “del enaltecimiento del terrorismo”. Y lo primero que ha dicho ha dicho: “Ahora nos toca sacar los presos de la cárcel y la independencia”.

Las primeras palabra de Otegi, ¿un mitin de campaña política?
Comentarios