La pelea entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner agudiza la crisis en Argentina

Alberto Fernández y Cristina Fernández. / Instagram
Alberto Fernández y Cristina Kirchner. / Instagram
El presidente ratifica que toma las decisiones dentro de su gobierno. La vicepresidenta lo acusó de la derrota del oficialismo en las primarias del último domingo. 
La pelea entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner agudiza la crisis en Argentina

La crisis política dentro del Gobierno argentino se agudiza. Ayer, Twitter se convirtió en la plaza donde el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Kirchner tuvieron un duro cruce de opiniones que, sin duda, ha evidenciado que la alianza entre ambos pasa por un momento delicado y nada descarta que haya una ruptura inminente, más aún tras la derrota del oficialismo en las últimas elecciones primarias del domingo pasado. 

"No es este el tiempo de plantear disputas que nos desvíen el camino. Seguiré garantizando la unidad del Frente de Todos a partir del respeto que nos debemos", escribió Fernández en su cuenta de Twitter. "He oído a mi pueblo. La altisonancia y la prepotencia no anidan en mí. La gestión del gobierno seguirá desarrollándose del modo que yo estime conveniente. Para eso fui elegido", agregó. Estos mensajes no tardaron en ser respondidos por Kirchner en una carta pública. 

“Al día siguiente de semejante catástrofe política [por las elecciones del domingo], uno escuchaba a algunos funcionarios y parecía que en este país no había pasado nada, fingiendo normalidad y, sobre todo, atornillándose a los sillones. ¿En serio creen que no es necesario, después de semejante derrota, presentar públicamente las renuncias y facilitarle al Presidente la reorganización de su Gobierno?”, escribió la vicepresidenta en su cuenta de Twitter.

“No soy yo la que jaquea al presidente, es el resultado electoral”, agregó. Además, Kirchner le recordó al mandatario que fue ella quien lo postuló como candidato a la Casa Rosada en 2019, a pesar de que Fernández ya era un duro crítico de ella. "Sólo le pido al presidente que honre aquella decisión… pero por sobre todas las cosas, tomando sus palabras y convicciones también, lo que es más importante que nada: que honre la voluntad del pueblo argentino", indicó.


Quizá también te interese:

Los ministros abandonan al presidente de Argentina: Alberto Fernández más solo que nunca

Las claves sobre las últimas elecciones primarias en Argentina


La peronista arremetió además contra varios funcionarios cercanos al mandatario como el vocero presidencial, Juan Pablo Biondi, a quien acusó de hacer "operaciones en off". Advirtió que no va a seguir tolerando las operaciones de prensa que desde el propio entorno presidencial a través de Biondi se hacen sobre ella y "sobre nuestro espacio político".

Factores externos

El cruce entre Férnandez y Kirchner se pone de manifiesto luego de que los ministros alineados a la vicepresidenta renunciarán a sus cargos. Esto se da, en parte, por la debacle electoral en las primarias del domingo, en la que los precandidatos del peronismo unido perdieron en 18 de los 24 distritos del país, terminó por catalizar una crisis soterrada de palacio que condiciona la marcha del Gobierno, agrava la crisis económica, espanta a los votantes y da alas a la oposición conservadora.

Al frente de la lista de renunciados está Eduardo ‘Wado’ de Pedro, ministro de Interior, hombre del grupo más íntimo de la vicepresidenta. De Pedro presentó una carta de renuncia que sus voceros repartieron rápidamente entre periodistas y redes sociales, pero que nunca ingresó oficialmente a la Casa Rosada. 

En medio de la inestabilidad política, merodea el fantasma de la crisis y, sobre todo, del endeudamiento externo. El Ministerio de Economía envió a última hora del miércoles un proyecto de Presupuesto para 2022 que prevé un crecimiento del 4% y una inflación del 33%, 15 puntos porcentuales menos de los esperado para este año.

Lo más relevante de la ley de Presupuesto, que debe ser aprobada por las dos Cámaras legislativas, es que no contempla pagos de capital al Fondo Monetario Internacional (FMI) por la deuda de 44.000 millones de dólares contraída por Macri en 2018 y que está en proceso de renegociación. Argentina debe pagar este año al FMI dos vencimientos de capital que ascienden a 3.800 millones de dólares. @mundiario

 

 

La pelea entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner agudiza la crisis en Argentina
Comentarios